Blog Structuralia

Nuestro blog sobre formación en español

Aspectos iniciales a tener en cuenta en el diseño de un proyecto de metro

El ferrocarril metropolitano es una infraestructura urbana de vital importancia en las grandes ciudades por lo que la fase de diseño debe cuidarse al máximo. Veamos algunas de las consideraciones iniciales que tendremos que considerar.

Sin duda todos valoramos adecuadamente la importancia de este sistema de transporte en los grandes núcleos urbanos. Cada vez más ciudades de todo el mundo lo incorporan a sus servicios públicos, consiguiendo así mejorar la movilidad de sus ciudadanos y contribuir a la productividad económica.

Además del metro, dentro de los transportes metropolitanos también se incluyen el metro ligero, el tranvía, el tranvitren y el tren-tram.

A la hora de iniciar el diseño de un proyecto de metro, los factores que más peso van a tener son los costes y los plazos asociados al proyecto, dada las características de la infraestructura y sus afecciones a otros servicios urbanos durante la construcción. Sin embargo también deberemos tener en cuenta otra serie de factores que repasamos a continuación:

Infraestructura
La infraestructura de un ferrocarril es la parte más costosa e importante de todo el proyecto. Este coste puede llegar a alcanzar hasta el 70% del total del coste de nuestro proyecto (incluyendo la obra civil, las estaciones y los túneles), por lo que deberemos poner especial cuidado en su dimensionamiento.

Como hemos comentado antes, los plazos deberán acotarse para que sean lo más reducidos posibles. De esta forma no dilataremos en exceso los plazos globales de nuestra proyecto y reduciremos las molestias y afecciones a terceros.

A la hora de ejecutar las estaciones debe tenerse en cuenta que éstas deberán ser lo más accesibles posible y que no tengan mucha profundidad, siempre que esto pueda realizarse.

metropolitanos1

Los túneles podrán ser bien un túnel único de dos vías, bien dos túneles gemelos de una vía. Cada una de estas dos opciones tiene sus propias ventajas y desventajas.

Por ejemplo, los túneles gemelos plantean mayores costes de construcción y las obras generan un impacto mucho mayor que en el caso de un único túnel. Por otro lado, cuando sea necesaria la realización de actividades de mantenimiento, en los gemelos, el tráfico no tiene que ser cortado. Las tuneladoras, para el caso de doble tubo, pueden alcanzar ritmos de trabajo mayores, ya que generalmente se trata de excavaciones de menor tamaño, mejorándose también la ventilación y la seguridad.

Instalaciones
Dentro de este apartado se incluyen todas las instalaciones típicas de una infraestructura ferroviaria tanto de suministro de energía como de señalización, pero además, se incluyen otras instalaciones fijas propias del sistema metropolitano (escaleras mecánicas o venta de billetes entre otras) y de la línea subterránea (ventilación de línea, alumbrado de túneles, etc.).

Los proyectos de instalaciones vendrán condicionados por los principales elementos que nos encontraremos en la obra:

  • Alimentación del material móvil (línea aérea de contacto o tercer carril)
  • Acometidas eléctricas
  • Subestaciones dispuestas
  • Telemando de energía
  • Señalización ferroviaria, tanto en semaforización como enclavamientos
  • Sistema de protección y conducción automática del tren
  • Puesto de control y telemando centralizado
  • Telecomunicaciones
  • Sistema de radiocomunicación tren-tierra
  • Escaleras mecánicas
  • Pasillos rodantes y rampas mecánicas
  • Ascensores
  • Venta de billetes y control de accesos
  • Sistemas de información al viajero
  • Puertas automáticas de andén
  • Sistema de ventilación de línea
  • Sistemas de bombeo de agua en la línea
  • Detección y protección de incendios
  • Alumbrado de túneles

Material móvil
Este será otro de los grandes condicionantes a tener en cuenta a la hora de iniciar el diseño de nuestro proyecto. A la hora de elegir el material móvil para un sistema metropolitano uno de los principales factores que deben ser tenidos en cuenta es su versatilidad, siendo importante definir la velocidad comercial mínima, la velocidad máxima de explotación comercial y la capacidad de carga de viajeros/coche.

metropolitanos

Junto a esto también deberemos identificar otra serie de factores propios del convoy que circulará por nuestras vías y que sin duda influirán en el diseño de la línea. Entre ellos encontramos: el tipo de tracción, los equipos de electrónica y de control, el bus de datos para la trasmisión de información, los sistemas ATP/ATO, la climatización, las características de bogie, el perfil de rueda, los sistemas de información al viajero y de seguridad del viajero y, cómo no, los condicionantes de gálibo.

Si quieres saber más sobre Proyecto, Construcción y Mantenimiento de Ferrocarriles Metropolitanos, puedes consultar nuestro posgrado

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora