Entrevista Javier García Vizcaíno

Big Data: El nuevo petróleo de la industria

Transformación Digital e Industria 4.0., Entrevista
 11-abr-2022 | Structuralia Blog

¡Comparte con tus contactos!

Ya no estamos en la era de la información... ¡Estamos en la era de la gestión de la información! Te dejamos aquí una entrevista sobre la visión actual y a futuro acerca de esta transformación digital.

New call-to-action

¿Es el Big Data el nuevo petróleo de la industria? Muchos expertos así lo afirman y destacan la importancia de su aplicación en todos los sectores, incluyendo el de construcción, ingeniería y arquitectura.

Por eso, una nueva entrevista llega a nuestro blog, esta vez con la con la participación de Javier García Vizcaíno, director y mentor del Máster en Business Intelligence y Big Data en Structuralia.

Javier es matemático y cuenta con amplia experiencia en diversas industrias como medios, energía, construcción, deportes y educación. Ha trabajado en proyectos de transformación digital, análisis de datos y transformación de personas, así como en el diseño de planes de transformación digital, identificación de iniciativas y en diferentes procesos de innovación de la organización. Además, es formador en diversas instituciones, además de Structuralia. 

world-connection-meeting-at-cyber-space-table-2021-08-27-00-03-05-utc

Con tu amplia experiencia en proyectos de transformación digital, análisis de datos y transformación de personas... ¿Podrías contarnos brevemente en qué consiste tu trabajo actual en Acciona y tu trayectoria?

"Actualmente soy Director de Aplicaciones Corporativas en Acciona, grupo global de desarrollo y gestión de soluciones sostenibles de infraestructuras, especialmente en energías renovables. Mi equipo da soporte a diferentes procesos de la organización a través de los servicios y proyectos que llevan a cabo. Destacan entre ellas las áreas de Sistemas de Gestión de Personas, Sistemas Económico – Financieros, Plataformas de Gestión documental y colaboración, Desarrollo de soluciones a medida en entornos de desarrollo “modernos”, soluciones de negocio basada en habilitadores tecnológicos como Blockchain o IoT, Plataforma de Business Intelligence y Analítica Avanzada.

Antes de mi etapa en Acciona, trabajé durante 15 años en medios de comunicación, donde he invertido gran parte de mi carrera profesional. Durante esta etapa he trabajado también en otras áreas, como en el ámbito de la energía, la construcción, los deportes o la educación, siempre muy ligado a proyectos de transformación digital, análisis de datos y transformación de personas.

Además de esta extensa trayectoria, desarrollo una importante actividad docente. Por un lado, como director del Máster en Business Intelligence y Big Data de Structuralia y colaborando puntualmente con otras organizaciones y escuelas. También ejerzo como mentor tanto internamente en Acciona como con programas externos".

Se dice que los datos son el petróleo del siglo XXI. ¿Cómo has vivido este enfoque de las empresas cada vez más centrado en los datos y el análisis?

"Es cierto que los datos se están convirtiendo en el petróleo que alimenta el proceso de transformación digital de las empresas. De hecho, considero que nos encontramos en un punto donde el problema no es tanto captar los datos como la capacidad de procesarlos y convertirlos en conocimiento.

Desde el punto de vista tecnológico, contamos desde hacer mucho con los recursos necesarios para la captura de datos, como podemos ver en cualquier panel de análisis de datos en el ámbito de Big Data.

Por otro lado, con los habilitadores tecnológicos como el internet de las cosas, podemos sensorizar absolutamente todo, dando lugar a una gran cantidad de datos disponibles para su procesamiento.
Nosotros mismos, con nuestros dispositivos móviles, generamos una gran cantidad de datos trazables. Sin embargo, el verdadero reto está en saber qué hacer con ellos y sobre todo, monitorizarlos".

En tu perfil de LinkedIn afirmas que “muchos proyectos de transformación digital fracasan porque ponen el foco en la tecnología”. ¿Cómo debería ser esa foto en la transformación digital de las personas?

"Con frecuencia se confunde la tecnología con el proceso de transformación digital. No debemos perder de vista que la tecnología es el medio, no es el fin último de estos procesos.

Debemos utilizar la tecnología como un facilitador, sin perder de vista que en estos procesos, hay elementos que hacen que sea un éxito. Por un lado, está la transformación de los procesos de la empresa, que debe poner al cliente en el centro, y por otro, el análisis de cómo debemos cambiar esos procesos para lograr este objetivo.

Sin embargo, con frecuencia se dejan algunos elementos primordiales fuera de la ecuación, como son las personas. A la hora de definir una nueva cultura, debemos valorar que no es lo mismo automatizar o digitalizar un proceso que transformarlo.

Precisamente ahí radica el éxito de empresas que han sabido transformar las personas creando una nueva cultura".

Además de formador, has sido mentor en diferentes instituciones, como la Fundación Princesa de Girona. ¿Cómo se materializó esta faceta de tu carrera y qué te ha aportado?

"Cuando empezó mi carrera profesional tuve la suerte de tener el acompañamiento de un mentor, algo que me enriqueció enormemente. Como consecuencia, en su momento me planteé que cuando tuviera las experiencias y los conocimientos adecuados, me gustaría poder ser mentor de otras personas.

Empecé un programa en la Fundación Princesa de Girona y en la propia Acciona con el objetivo de aprovechar el talento senior del que ahora se habla tanto. Creo que es un viaje que merece mucho la pena, no solo por lo que puedes ofrecer sino por lo que puedes aprender de las necesidades de las nuevas generaciones que posiblemente son diferentes a las de generaciones anteriores.

Por ejemplo, hoy en día el salario económico no es un factor diferencial. El salario emocional se está imponiendo, con consideraciones como el atractivo de los proyectos, la cultura de colaboración de la organización, la combinación de diferentes formas de trabajar, etc".

Según un estudio llevado a cabo por Mercer, los perfiles relacionados con análisis de datos son los más difíciles de encontrar y retener. ¿Se trata de un reflejo real de la implicación de las empresas con el enfoque en los datos? 

"Sí, estoy totalmente de acuerdo. Es más, es algo que he experimentado personalmente. A la hora de captar talento en el mercado para incorporarse a los equipos, nos encontramos que son perfiles altamente demandados, con lo que es difícil encontrar perfiles capacitados pero con un precio asequible.

Además, la retención de talento es un problema, precisamente por la burbuja de este tipo de perfiles que estamos viviendo en estos momentos. Si la captación de talento es un problema, al menos tenemos algo de margen en la retención.

Podemos incentivarlo con lo que he comentado, ofreciendo proyectos atractivos a los colaboradores y combinando la autonomía en los proyectos junto a ser parte de la solución, entre otras muchas cosas. En definitiva, se trata de enriquecer la trayectoria profesional de estos perfiles por encima de captar talento al precio que sea".

Según un informe de 2021 de Allied Market Research, titulado "Big Data Analytics in Retail Market Insights - 2027", se espera que el mercado global de análisis de datos alcance los 25.000 millones para 2028. Eso significa muchos profesionales preparados para hacerse cargo de los mandos. ¿Cómo ves a las nuevas generaciones de analistas?

"Estas nuevas generaciones tienen esa gran inquietud de trabajar con los datos, lo que los orienta a conseguir conclusiones sobre muchos sucesos a partir de los datos existentes.

Además, no es necesario únicamente tener habilidades matemáticas o analíticas, es clave entender y asimilar el propósito de analizar los datos, conectando con las necesidades de negocio.

Precisamente ahí es donde reside el gran potencial de estos perfiles, ser valioso para la organización, ser capaz de combinar el análisis científico con la realidad del negocio.

En este sentido, perfiles como los data scientist se postulan como uno de los más demandados del mercado, precisamente porque tiene lo mejor de los dos mundos, explicando la realidad de los datos.

Desafortunadamente, vivimos en una economía digital donde los ciclos son cada vez son más rápidos y se necesita interpretar la información de la forma más rápida posible poniéndola en contexto casi en tiempo real.

Existen mecanismos como el storytelling de datos que te permiten explicar la naturaleza de los datos y los diferentes insights que puedes extraer sin caer en los tecnicismos que muchas personas no tienen que conocer, pero que deben tomar las decisiones relacionadas.

Existe una amplia oferta de herramientas que te permiten hacer muchas cosas así como programas formativos y metodologías que ponen en práctica esta filosofía.

La demanda, por tanto, es cada vez mayor en este tipo de formación y especialización. Dentro de poco veremos este tipo de perfiles en todas las organizaciones".

Para terminar... ¿Cuáles piensas que son los retos del tu sector a tener en cuenta en los próximos años?

"En el ámbito del dato creo que no van a existir solos. Es decir, en una economía donde tenemos conectado todo con todo y donde al final aparecen habilitadores tecnológicos que nos permiten extraer información de cualquier elemento, los datos van a ser ese aceite que permite que esos engranajes de la economía digital funcionen al máximo rendimiento.

No veo otro camino que incorporar la cultura del dato dentro de las organizaciones. En las más tradicionales les costará más y deberán buscar el talento adecuado y en las que son nativas digitales, el dato viene en su ADN, por lo que les resultará más fácil desenvolverse en este entorno.

Sin embargo, donde veo realmente el gran reto es en la monetización de los datos. Google, por ejemplo, es un buen referente, ya que gracias a la información capturada en sus diferentes servicios ha conseguido un negocio rentable. También Amazon, que gracias al análisis de las transacciones, ha sabido sacar partido a los diferentes datos recogidos del consumidor.

Por tanto, las empresas que tengan acceso a los datos, van a poder monetizarlos tanto directamente, vendiendo datos a terceros, como los que se decantan por realizar perfiles de clientes y encontrar nuevas oportunidades de negocio".

 

Desde Structuralia agradecemos a Javier la oportunidad de poder realizar esta entrevista en la que hemos podido conocer acerca de su trayectoria e implicación en el análisis de datos en el día a día y los avances del sector en Transformación Digital y Big Data del que es protagonista.

New call-to-action

¡Comparte con tus contactos!

Quizá te puede interesar

Un futuro a la velocidad de las metodologías ágiles

El futuro de las metodologías ágiles y su importancia en la gestión de proyectos en cualquier proyecto o idea de negocio. No te pierdas esta entrevista. 


Leer más >>

La verdadera importancia de la seguridad informática para empresas

Publicado originalmente el 06 de julio de 2020, actualizado el 14 de julio de 2022 Analizamos los motivos por los que invertir en la seguridad informática para empresas se ha convertido en un aspecto...


Leer más >>

¡Busca contenido de una forma rápida!

    Recursos de formación gratuitos

    Nueva llamada a la acción

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Contacta con nosotros

    Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

    Contacta ahora