edificios con modulos

Edificios con módulos: la arquitectura del futuro


 18-ene-2021 | Structuralia Blog

Los edificios con módulos se imponen como tendencia arquitectónica. Ya desde 2017 representan una clave constructiva y para 2022 más de la mitad de todos los proyectos utilizarán la construcción modular externa y la impresión 3D. Pero, aclaremos los conceptos.

Descarga gratis la checklist sobre Ingeniería 4.0

¿Edificios con módulos o casas prefabricadas?

Mucha gente llama como "casa prefabricada" a este tipo de construcción, como si toda la casa se preconstruyese en una fábrica y su instalación se limitase a colocarla en su posición definitiva. No es así.

Para tratar de aclarar en qué consiste esta metodología de construcción, nos vamos a apoyar en los contenidos del Máster Internacional en Soluciones Constructivas con Prefabricados de Hormigón, organizado con la valiosa aportación de STRUCTURALIA

 

¿Qué es la edificación con módulos? Tipologías

El elemento básico de la edificación con módulos es el módulo o celda tridimensional (3D). Por limitaciones de fabricación o transporte pueden conformarse en obra a partir de elementos más simples como pilares, vigas, pórticos (unidimensionales) y/o forjados, paneles (bidimensionales). Por tanto, existe una variada tipología:

Tipos de módulos según su número de dimensiones:

  • Integral:

Construcción a partir de módulos tridimensionales completos, resultando un mayor grado de industrialización ya que las tareas de obra se reducen al mínimo posible (ensamblaje, remates, etc.). Los módulos resultantes son volúmenes, en los que los suelos, las paredes y los techos, con sus instalaciones, constituyen una única unidad.

  • Por componentes:

Edificación a partir de componentes bidimensionales prefabricados que formarán un módulo único que será el esqueleto principal del edificio (paneles de cerramiento exterior, divisiones interiores, forjado o solado). Esta segunda tipología es probablemente la más habitual de lo que se ha denominado como edificación modular pesada, y que podemos asegurar casi como exclusiva de la realizada en hormigón.

Tipos de módulos según la aplicación

  • Sistema estándar:

Se basa en la unión de tres elementos: pilares, jácenas y placas alveolares, formando la estructura principal. Es muy útil cuando se necesita resolver grandes luces, de espacios diáfanos, sin paredes, en los que la fachada actúa como piel del edificio. Se emplea sobre todo para la construcción de edificios de viviendas, oficinas, hospitales, escuelas, etc. De hasta 20 metros de altura, con o sin sótanos.

  •   Ensamblaje de módulos:

 A base de paneles de fachada: aprovecha la posición de las paredes de la fachada, que actúan como elemento estructural. Estos paneles portantes son de hormigón en dos capas de hormigón separadas por un aislante que hace las funciones térmicas y acústicas. Este sistema reduce el número de operaciones y simplifica los requerimientos técnicos de la estructura interior.

Tipos de módulos según su destino final

  • Unidades técnicas.

Consisten en módulos sencillos para conformar espacios como la cocina, el baño o el garaje. Se fabrican monolíticamente, pudiendo incorporar instalaciones como las de fontanería, electricidad, mobiliario, sanitarios, domótica, colectores solares en cubierta, etc. con sus respectivos acabados.

  • Edificios en altura.

Las viviendas se realizan a partir de una serie de módulos que configuran los distintos espacios habitables (habitaciones, salón, etc.). Una de sus grandes ventajas es la posibilidad de proveer conexiones que permitan futuras ampliaciones, ya sea en planta o en vertical

 

  • Contenedores..

Igualmente, este tipo de módulos, se emplean para otras aplicaciones fuera de la edificación. Son ejemplos los locales para alojar equipos, instalaciones o materiales, los armarios de control, las casetas para personal de vigilancia, garajes para vehículos, etc.

También podemos incluir en esta categoría a los refugios o bunkers, de uso esporádico que se emplean especialmente en regiones donde se desencadenan desastres naturales, o en zonas en conflictos armados.

¿Cuáles son las ventajas de la edificación con módulos?

La edificación con módulos o construcción modular es también llamada construcción en 3D o edificación integral industrializada. Permite aprovechar al máximo la utilidad de prefabricar el hormigón en plantas industriales. Se ejecutan módulos compuestos por varias unidades constructivas que llegan a obra ya terminadas y allí simplemente se ensamblan. Como las cadenas de montaje, los trabajadores desempeñan su labor en la factoría y no en la obra, adquiriendo un mayor grado de especialización.

Por tanto, esta metodología constructiva, aúna todas las ventajas de la prefabricación. Son éstas: rapidez de ejecución, control de tiempos y costes, seguridad, menos residuos, y, en definitiva, economía.

Tres ejemplos espectaculares

Estos son tres ejemplos interesantes de edificios con módulos:

Carmel Place: el primer edificio de apartamentos de micro-unidades en la ciudad de Nueva York. Es el edificio modular más alto de Manhattan y uno de los primeros edificios de la isla en construcción modular.

Habitat 67: consta de 354 bloques de hormigón dispuestos en aparente desorden ingrávido. Construido en el de Marc-Drouin Quay en el río San Lorenzo, en Canadá.

 Mini Sky City: el edificio prefabricado más alto del mundo. Construido en Changsha (China) en un tiempo récord de 19 días.

Autor del post: Alejandro López Vidal.

Director Técnico ANDECE – Director Maestría Internacional con Soluciones Constructivas con Elementos Prefabricados de Hormigón o Concreto www.capacitacionprefabricados.com

 Si quieres saber más sobre prefabricación en la construcción, puedes consultar nuestro posgrado:

 Máster de construcción industrializada en hormigón

New call-to-action

¡Comparte con tus contactos!

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora