Bruselas pretende invertir hasta 700.000 millones hasta 2030 para conectar Europa por tren

Ferrocarriles
 11-mar-2015 | Structuralia Blog

Unirá 94 grandes puertos y 38 aeropuertos con 15.000 kilómetros de vía

La UE ha llevado a cabo nueve estudios sobre el estado de la situación y las necesidades de desarrollo de los corredores de la red básica del transporte transeuropeo, y prevé un plan de inversiones financieras para esos desarrollos de unos 700.000 millones hasta el 2030. Más noticias en el suplemento gratuito elEconomista Transporte

Con estas inversiones, se quiere lograr la optimización de la utilización de las infraestructuras a lo largo de los corredores, sobre todo a través de sistemas de transportes que sean inteligentes, de una gestión eficiente y de la promoción de soluciones de transporte ecológicas y orientadas hacia el futuro.

Con el análisis de los estudios, la UE puede localizar los problemas que dificultan los flujos de los tráficos de viajeros y mercancías, así como los cuellos de botella que hay, tanto en el interior de los países miembros como en las conexiones. Además, va a permitir que se inicie la aplicación del Plan de Inversiones publicado por la CE que contempla desbloquear las inversiones públicas y privadas en al menos 315.000 millones para 2015-2017.

"Momento de invertir"
Para la comisaria responsable de Transportes de la UE, Violeta Bulc, es preciso que se intensifiquen los esfuerzos para garantizar que la red principal esté plenamente operativa en 2030. Para Bulc, "ha llegado el momento de invertir en proyectos de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T) y de maximizar los beneficios del mecanismo Conectar Europa y del plan de inversiones de la comisión de 315.000 millones".

A juicio de la comisaria la RTE-T es "esencial para la UE, al busca un mayor crecimiento, empleo y competitividad". Considera que mientras se sale lentamente de la crisis es necesario que la UE esté concetada para que "nuestro mercado único prospere".

La red principal va a conectar 94 grandes puertos europeos mediante enlaces ferroviarios y viales; 38 aeropuertos conectados por ferrocarril con las principales ciudades; más de 15.000 kilómetros de líneas ferroviarias acondicionadas para la alta velocidad; y 35 proyectos transfronterizos con lo que reducir los cuellos de botella existentes. Con esto, se va a lograr que el sistema circulatorio de la economía del mercado único permita una libre movilidad de mercancías y personas en toda la UE. Las infraestructuras forman parte de nueve corredores considerados prioritarios y que deben de estar operativos en 2030.

Nueve Corredores prioritarios
La UE ha identificado nueve corredores que son los que van a permitir esa movilidad que Europa quiere tener en el futuro, con los que se piensa ganar en eficacia en la movilidad, tanto para las mercancías como para las personas. Estos nueve corredores prioritarios se basan en el ferrocarril, en buena parte, y en las conexiones con los puertos, pero sin olvidar la red viaria.

El primero de ellos es el Escandinavo-Mediterráneo, un eje entre el norte y el sur que está catalogado como crucial para la economía europea. Partiendo de Escandinavia, cruza el mar Báltico, atraviesa Alemania, Austria, Italia y llega, a través del mar a Sicilia y Malta.

El segundo es el que se extiende desde el mar Báltico hasta el Mar del Norte, que conecta los puertos de una costa con los de la otra. Finlandia se une con Estonia por ferry y proporciona modernas vías de comunicación ferroviarias entre los tres Estados Bálticos (Letonia, Lituania yEstonia), por una parte, y Polonia, Alemania, Países Bajos y Bélgica, por otra.

Un tercer corredor es el del Norte con el mar Mediterráneo, que se extiende desde Irlanda y el norte del Reino Unido, pasando por los Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo, hacia el mar Mediterráno por Francia. Este corredor está considerado multimodal, ya que comprende vías navegables de Benelux y Francia, y tiene como objetivo ofrecer unos mejores servicios intermodales entre los puertos del mar del Norte, los del Mediterráneo y los fluviales de las cuencas del Mosa, Rin y Ródano, entre otros.

El cuarto corredor es el que se refiere a la conexión del Báltico con el Adriático y es uno de los que la UE considera más importantes.

El Mediterráneo oriental, quinto corredor, conecta las zonas marítimas del Norte, Báltico, Negro y Mediterráneo, lo que permite optimizar el uso de las autopistas del mar. Se extiende por el mar desde Grecia hasta la isla de Chipre.

El sexto es el denominado corredor del Rin-Alpine, que constituye una de las rutas de transporte de mercancías más concurridas de Europa. El Corredor Atlántico es el séptimo, muy importante para España, al unir la Península Ibérica con el norte atlántico francés, con líneas ferroviarias de alta velocidad y líneas convencionales paralelas.

Como octavo corredor prioritario está el que une el Rin con el Danubio y que se considera como un eje vertebrador fluvial, ya que conecta las zonas centrales alrededor de Estrasburgo y Fráncfort con Austria, Hungría y el Mar Negro. El último es el Corredor Mediterráneo, posiblemente el más importante para España, ya que va a unir la Península Ibérica con la frontera entre los países de Hungría y Ucrania.

 

(Artículo original)

¡Comparte con tus contactos!

Quizá te puede interesar

Introducción al análisis de estructuras metálicas y de hormigón

Dentro de la Ingeniería Civil, una de sus especialidades más apasionantes es la rama estructural, la cual se dedica al diseño y cálculo de elementos que componen los edificios, puentes, presas,...


Leer más >>

¿En qué consiste el sistema de asistencia ASFA en ferrocarriles?

El sistema ASFA (Anuncio de Señales y Frenado Automático) es un sistema de asistencia a la conducción muy empleado en la red ferroviaria española que permite que el maquinista pueda adelantarse...


Leer más >>

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora