Blog Structuralia

Nuestro blog sobre formación en español

Centrales minihidráulicas: una forma de aprovechamiento a pequeña escala

Una central minihidráulica es, como su propio nombre indica, un tipo especial de central hidroeléctrica en que se genera energía a pequeña escala, es decir, una central de pequeña hidroeléctrica de pequeña potencia. Este tipo de centrales superen operar potencias del orden de los 100 Kw. Si quieres saber más acerca de este tipo de centrales… ¡sigue leyendo!
 
Al igual que la energía hidráulica convencional, la energía minihidráulica es un tipo de energía renovable. A pesar de no ser muy conocidas, la utilización de centrales minihidráulicas está ampliamente extendida en la actualidad, debido a su pequeño coste inicial y a la facilidad que presenta en su instalación, hecho que les permite ser usadas a escala local y también para uso privado.

 

Las minicentrales comprenden, o pueden comprender en el caso más general, los mismos elementos de una instalación a tamaño convencional, pero con potencia limitada.

La potencia de una turbina es función del salto neto (o desnivel aprovechado), y del caudal circulante por la misma. El producto de estos parámetros, aplicando una serie de coeficientes fijos y otros de rendimiento, es el factor que determina la potencia de la instalación. En consecuencia, se puede llamar minicentral tanto a aquella central de caudal convencional que aproveche un desnivel muy limitado (como por ejemplo 5 metros), como a aquella que aproveche un desnivel convencional (en torno a los 200 metros), pero con un caudal limitado (como pueden ser 2 metros cúbicos por segundo).

 

MINICENTRAL1

Fotografía: Jordiferrer (wikipedia)

 

Las principales ventajas ligadas a esta tipología de centrales frente a aprovechamientos convencionales son las siguientes:

Por una parte, la compañía distribuidora no necesita de regulación para adaptar la oferta energética (producción de electricidad generada) a la demanda (consumo eléctrico), por lo que no son necesarias presas de embalse para el almacenamiento, sólamente azudes de derivación.

Además, el aprovechamiento se optimiza al máximo. Normalmente la potencia instantánea de las minicentrales en funcionamiento se gestiona mediante el nivel en la cámara de carga. A mayor nivel, se abren los elementos de regulación de la máquina (inyector y distribuidor) y se genera mayor energía. En caso de descenso del nivel de consigna, se cierra la regulación y producen menos, pero siempre aprovechan al máximo sus posibilidades, sin restricciones.

Por otra parte, existe una gran libertad al trazado, ya que es fácil llevar una tubería de moderadas dimensiones directamente desde el azud hasta la casa de máquinas. Además, el montaje de la tubería no exige la construcción de cabestrantes especiales ni funiculares al ser de pequeño tamaño.

 

MINICENTRAL2

Fotografía: tuproyecto (Pixabay)

 

Otra ventaja importante es el ahorro de espacio en el edificio de la central, ya que el tamaño de las máquinas es menor al convencional y la mayor parte de las instalaciones para servicios auxiliares se ven eliminadas o reducidas en tamaño.

Asimismo, al ser máquinas de pequeña potencia, la señal de frecuencia viene de la red, por lo que normalmente no tienen regulador de velocidad. Cuando falla la tensión de la red, en situación normal la minicentral se detiene, y no trabaja en isla. Dado que la potencia de una minicentral es pequeña en relación a la total de la red donde se conecta, si se detiene, no causa problemas graves en la red.

 

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora