Certificación ISO

Certificación ISO 9001: Garantiza la calidad de tu producto

Ingeniería Civil y Transporte
 03-ago-2020 | Structuralia Blog

La Certificación ISO 9001 es la herramienta de gestión de la calidad más extendida en el mundo, con más de un millón de organizaciones que la aplican eficazmente. España se coloca como quinto país del mundo y tercero de Europa con cerca de 60.000 centros de trabajo certificados conforme a esta norma.

Descarga la checklist gratuita sobre competencias profesionales para equipos de  ingenieros

En un mercado tan competitivo como el de hoy en día, la clave para un negocio exitoso es disponer de un control de calidad robusto y que pueda garantizar a los clientes o usuarios, que el producto puede cumplir cubrir sus necesidades. Es por eso, que una correcta certificación en el control de la calidad, ofrece un importante valor añadido al producto, sobretodo, en pequeñas y medianas empresas. Entre otras ventajas, esta certificación mejora los procesos y elimina los costes de la “no calidad”, apostando por la mejora continua.

¿Qué es la Certificación ISO 9001?

Se trata de un proceso voluntario, en el cual, la empresa que lo solicita puede garantizar la fabricación de un producto o la gestión de un servicio, en base a unos estándares preestablecidos por la Organización Internacional para la Estandarización (International Standarization Organization o ISO). Y pueden ser aplicados al interno de cualquier organización sin importar si es pública o privada, y a cualquiera que sea su rama de negocio.

Uno de los aspectos más relevantes, es que más allá de ser una serie de normas, la ISO 9001, representa un marco de trabajo bastante flexible, esto quiere decir, que no se ocupa de normar la forma en la que se debe dirigir un negocio. Sin embargo, la certificación es capaz de verificar que dicho negocio cumple con los requisitos para los sistemas de gestión de la calidad planteados por la ISO 9001. La misma se complementa con la ISO 9004, que se encarga de ampliar los puntos de la 9001 e invita a los consumidores a ir más allá; y la 9011, que introduce los criterios para realizar auditorías en base a la 9001. 

¿Cómo obtener la certificación ISO 9001?

Todas las certificaciones que ofrece el Organización Internacional para la Estandarización, siguen las mismas pautas comunes, es decir, parten de un proceso con tres etapas muy definidas: Solicitud, Evaluación, y Certificación. La Solicitud consiste en llenar el formulario virtual para proporcionar la información correspondiente de la empresa; la Evaluación, en cambio, es la etapa donde se verifican los requisitos dispuesto en la ISO 9001 y consiste en dos auditorías; y la Certificación, consiste en la emisión del certificado acorde al cumplimiento satisfactorio de ambas auditorías mencionadas anteriormente, y el mantenimiento a través de un programa trienal de auditorías periódicas.  

En caso de que el auditor encuentre no conformidades graves, el certificado no se emitirá hasta que no se hayan implementado las acciones correctivas correspondientes, en un periodo menor a los 6 meses de la evaluación, de lo contrario, será obligatorio repetir la segunda auditoría.

Auditorías de certificación

Las auditorías correspondientes a la etapa de Evaluación se dividen en dos:

Fase 1

Es la auditoría que confirma al ISO que la asociación solicitante está preparada para una evaluación profunda en base a los requisitos de la más reciente versión de la ISO 9001, donde el auditor se encarga de:

  • Confirmar que el sistema de gestión se ajusta a los requisitos de la norma.
  • Confirmar la condición de la implementación.
  • Confirmar el alcance del certificado.
  • Comprobar el cumplimiento legislativo.
  • Realizar un informe que identifique cualquier incumplimiento o las oportunidades de mejora y acordar un plan de medidas correctivas en caso necesario.
  • Realizar un plan de evaluación y confirmar una fecha para la visita de fase 2.

Fase 2

En esta fase el auditor entra de lleno en el sistema de gestión de la calidad de la asociación en cuestión, para verificar que, en la práctica, este cumpla con los requisitos. A través de los siguientes hitos:

  • Realizar auditorías de los procesos y actividades definidos en el alcance de la certificación.
  • Documentar cómo el sistema cumple con el estándar mediante el uso de evidencias objetivas
  • Informar de cualquier incumplimiento u oportunidad de mejora.
  • Establecer un plan de mantenimiento y acordará una fecha para la primera visita anual de evaluación.

En caso de que el auditor encuentre no conformidades graves, la certificación ISO no se emitirá hasta que no se hayan implementado las acciones correctivas correspondientes, en un periodo menor a los 6 meses de la evaluación; de lo contrario, será obligatorio repetir la segunda auditoría.

Nuevo llamado a la acción

¡Comparte con tus contactos!

Quizá te puede interesar

El laminado en frío y sus principales aplicaciones

El laminado en frío es un proceso industrial que consiste en la deformación continua a alta velocidad de materiales metálicos, generalmente el acero, además del hierro, el aluminio, el cobre y sus...


Leer más >>

Historia y evolución del corte de acero

¿Por qué es fundamental dominar el corte de acero? Desde muchos siglos antes de Cristo, artesanos de las principales civilizaciones del mundo se dedicaban a calentar masas minerales de hierro...


Leer más >>

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora