Blog Structuralia

Nuestro blog sobre formación en español

Energía en las ciudades del futuro: ¿Qué es una Smart Grid?

Las ciudades, tal como las conocemos hoy, consumen más del 75% de la producción de energía mundial y, además, algunos estudios indican que para el año 2050 residiremos en ellas un 85% de la población, la pregunta es... ¿Serán, para entonces, energéticamente sostenibles? 

La electricidad es la forma más versátil y conocida de energía. La infraestructura necesaria para generar, transmitir, distribuir y consumir electricidad fue concebida y diseñada hace más de 100 años. Esta infraestructura nos ha servido bien y ha sido una importante contribución a la industrialización y al crecimiento económico de las últimas décadas. Casi no hay proceso en la industria o aplicación en la vida personal que no utilice electricidad. La demanda de electricidad está creciendo más rápido que cualquier otra forma de energía, sobre todo en países con rápido proceso de industrialización, como pudiesen ser China o India. Al mismo tiempo, la creciente digitalización de las economías está imponiendo mayores exigencias a la fiabilidad del suministro eléctrico, provocando que incluso las pequeñas interrupciones momentáneas causan enormes pérdidas económicas.

 

 SmartGrid1

 

Aunque la tasa de crecimiento de la generación de energía renovable es alta y sus espectativas prometen un incremento gradual de las mismas, la contribución de las energías renovables en el mix energético global sigue siendo aún muy pequeña. Las energías renovables, especialmente aquellas que provienen de fuentes intermitentes y variables (por ejemplo, eólica y solar) plantean desafíos adicionales. No menos importante es la disponibilidad, que pone de relieve la necesidad de almacenamiento de energía, así como sistemas para coordinar las fuentes disponibles de generación de energía con sumideros de consumo. Para integrar la creciente cantidad de generación de energía renovable y, al mismo tiempo, mejorar significativamente la eficiencia a lo largo de la cadena de valor, se requieren cambios masivos en todo el sistema eléctrico y la forma en que debe ser estructurado y operado. Este sistema evolutivo futuro ha sido acuñado por el término Smart Grid, que da solución a los problemas planteados.

La definición de una Smart Grid puede variar dependiendo de dónde se encuentre en el mundo. En los Estados Unidos, por ejemplo, los siguientes atributos se citan comúnmente como necesarios para definir una red inteligente:

  • Debe restaurarse de forma autónoma después de los eventos de perturbación del suministro.
  • Debe permitir la participación activa de los consumidores en respuesta a la demanda.
  • Debe operar resilientemente contra ataques físicos y cibernéticos.
  • Debe proporcionar energía de calidad para satisfacer las necesidades del siglo XXI.
  • Debe acomodar todas las opciones de generación y almacenamiento.
  • Debe permitir nuevos productos, servicios y mercados.
  • Debe optimizar la utilización de activos y la eficiencia operativa

 

 SmartGrid2

 

Según un informe de la Comisión Europea, una Smart Grid en Europa se describe como una red que es:

  • Flexible: Debe satisfacer las necesidades de los clientes al tiempo que responde a los cambios y desafíos futuros.
  • Accesible: El acceso de todos los usuarios a la red debe ser posible. En particular, la red inteligente debe ser accesible a fuentes de energía renovables y generación local de alta eficiencia con cero o bajas emisiones de carbono.
  • Confiable: Esto significa que la red está segura y la calidad del suministro está asegurada. Debe ser consistente con las demandas de la era digital y resiliente ante peligros e incertidumbres.
  • Económica: El mejor valor posible se obtiene a través de la innovación, la gestión eficiente de la energía y la igualdad de condiciones en materia de competencia y regulación.

Por otra parte, China, una de las economías más hambrientas de Energía del mundo, desarrolla también el concepto de red inteligente. Según un memorando emitido por la Cooperación Conjunta entre Estados Unidos y China sobre Energía Limpia (JUCCCE) en diciembre de 2007, "el término Smart Grid se refiere a un sistema de transmisión y distribución de electricidad que incorpora elementos de ingeniería de energía tradicional y de vanguardia, tecnología de monitorización, tecnología de la información y comunicaciones para proporcionar un mejor desempeño de la red y apoyar una amplia gama de servicios adicionales para los consumidores. Una Smart Grid no está definida por las tecnologías que incorpora sino por lo que puede hacer"

 

Si quieres aprender más sobre Smart Grids y todo lo relacionado con la energía en las ciudades del futuro, no puedes perderte nuestro próximo curso:

Energía Inteligente en las Smart Cities

Máster en infraestructuras inteligentes: Smart Cities

 

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora