Blog Structuralia

Nuestro blog sobre formación en español

El impacto medioambiental de la edificación española

Entendemos por impacto ambiental toda alteración del medio ambiente o de alguno de sus elementos o condiciones, efectuado de forma directa o indirecta por actividades humanas. Por lo tanto, cualquier modificación que realicemos del terreno para la construcción de un edificio será considerado como tal.

En las seis últimas décadas la población española ha aumentado en 16 millones de personas. Este aumento demográfico viene acompañado de un incremento del impacto ambiental, por la necesidad de edificar acorde a la creciente demanda.

En consecuencia, la huella medioambiental de los edificios ha sido muy elevada, ya que cualquier construcción conlleva un consumo energético, de materiales, alteración visual, modificación del medio, etc. Por ello, es importante tener en cuenta los impactos que se generarán a la hora de realizar un proyecto.

Descarga la checklist gratuita con las  herramientas que necesitas para ser un arquitecto 4.0

Impactos ambientales de la edificación

A la hora de llevar a cabo la construcción de un edificio es imprescindible estudiar los impactos ambientales que generará con el objetivo de reducirlos en la medida de lo posible. A continuación vamos a describir los principales para obras de edificación:

1. Utilización del terreno 

El uso del suelo es el más directo de todos y el que es más difícil reducir, porque para llevar a cabo el levantamiento de un edificio es necesario utilizar una superficie de terreno. Esto implica la modificación de sus características, además de suponer una alteración visual de la zona.

En España, durante los años 1987-2011, se construyó en tanta superficie como la que había sido utilizada a lo largo de toda su historia. Este dato tan espectacular, ayudado por el “boom” del ladrillo que hubo en el principio del siglo XXI, puede aportar una idea al gran impacto en el uso del suelo que ha sufrido nuestro país en los últimos tiempos. 

2. El uso de materiales

La utilización de los elementos necesarios para construir un edificio implica la modificación del entorno de donde se extraen. Para dar un contexto de lo que supone, se estima que la cantidad de material necesario para la fabricación de un metro cuadrado de vivienda ronda las dos toneladas.

Centrándonos en España, en torno al 40% de los materiales que se extraen se utilizan en el sector de la construcción, siendo más de la mitad de ellos áridos. Por ello es importante tener un control de su extracción, para que no se genere un impacto ambiental irreparable en la biodiversidad de las canteras. 

3. El consumo de energía durante la vida útil 

En las fases de construcción, vida útil y demolición de un edificio se consume una gran cantidad de energía, lo que repercute seriamente en el medioambiente. Esto es debido entre otras cosas a los procedimientos de extracción, transporte y colocación de material, en los que se utiliza mucha maquinaria. Por ello, se genera un alto consumo de combustible que emite partículas contaminantes al aire.

Se estima que la energía consumida por el sector de la construcción, de manera directa (uso de la vivienda) e indirecta (obra),  está entre un 30% y un 40% en España. Como consecuencia de ello se generan muchas emisiones de gases contaminantes al aire, afectando al medioambiente. 

4. La generación de residuos de construcción

Por último y no menos importante, está la producción de residuos. En todos los procesos que se llevan a cabo en una obra se van originando desechos, ya sean sólidos o líquidos, y que no pueden ser vertidos en cualquier lugar. Por ello, es necesario tener un control y seguimiento de ellos y tratarlos como indique la normativa.

Los residuos generados en el sector equivalen a la producción de una tonelada  por habitante y año en España. Actualmente, se siguen unas normas estrictas  en cuanto a su tratamiento y eliminación, a la par de que se intenta reutilizar la mayor cantidad de estos.

Hacia una edificación más sostenible

Teniendo en cuenta los impactos ambientales que origina la construcción de un edificio, en los últimos años se han dado pasos hacia la reducción de la huella que dejamos en el medioambiente.

La introducción de la arquitectura sostenible está cada vez más presente en todas las fases por las que pasa un edificio. Debido a esto, muchos de los residuos se originan sean  reutilizados y se mejore la eficiencia energética, reduciendo el impacto ambiental.

En conclusión, en los próximos años con la continua aparición de edificios sostenibles se reducirá de manera significativa los impactos medioambientales en las obras. Además, La entrada de nuevas técnicas y tecnologías en los procesos constructivos nos ayudarán a seguir el camino del respeto al medio ambiente. Súbete al tren de la sostenibilidad e infórmate de los cursos de formación especializados.

cta-checklist-arquitectura

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora