Blog Structuralia

Nuestro blog sobre formación en español

La construcción industrializada ha llegado para quedarse

Alejandro López Vidal es Director Técnico de ANDECE y dirige el Máster de Construcción Industrializada en Hormigón de STRUCTURALIA [1]

 

La recuperación de la edificación está llevando emparejada diversas corrientes (BIM y digitalización, esquemas de certificación de la sostenibilidad, etc.) que progresivamente están transformando la forma de concebir la construcción, desde que se planea cualquier proyecto constructivo hasta que la obra finaliza y se entrega, e incluso durante su larga etapa de funcionamiento.

Pero si hay una auténtica tendencia que está alterando los parámetros que hasta ahora regían los proyectos de edificios, esa es sin duda la industrialización.

En una serie de artículos que hoy comenzamos, trataremos de profundizar en lo que aporta esta “nueva” concepción aplicada al sector constructivo y abordándola desde distintas perspectivas para demostrar que la construcción industrializada no sólo será la filosofía dominante del futuro, sino que ya está presente para quedarse.

 

¿Qué es la industrialización en el sector de la construcción?

 

La construcción industrializada se puede definir de distintas maneras, pero posiblemente la más ilustrativa pasa por estimar el porcentaje de tareas constructivas con respecto del total que se anticipan a la obra en sí.

Además, estas acciones se llevan a cabo en un taller o una planta industrial, un entorno mucho más automatizado y controlado, con las consecuencias que de ello se derivarán.

   Ejemplo de consrucción de estructura in situ

Imagen: Estructura resuelta in situ 

Ejemplo de construcción de estructura prefabricada

Imagen: Estructura prefabricada de hormigon

Las imágenes permiten apreciar claramente las diferencias expuestas en la infografía anterior.

¿Qué la diferencian respecto a la prefabricación?

El término prefabricado es el que universalmente se ha aceptado para definir los elementos (principalmente de hormigón, pero también de otros materiales) que se producen en una fábrica, a una determinada distancia de la obra.

En cuanto al concepto de industrialización, va más allá, tratando de que desde el inicio de la concepción de la obra se plantee trasladar a la fábrica la máxima producción de elementos o sistemas que conformarán la construcción definitiva. Por tanto, aunque se trata de conceptos cercanos, no son exactamente iguales.

 

Comparativa entre Construcción tradicional e industrializada

Es aquí donde más claramente se pueden observar las diferencias entre una forma de entender la construcción frente a la otra, como te mostramos en la siguiente infografía:

 

Diferencias entre construcción industrializada y construcción tradicional

Infografía.- Cuadro comparativo entre las principales características de la construcción convencional frente a la construcción industrializada. Fuente [2]

 

La actualización necesaria de los profesionales del sector

De forma generalizada, los programas académicos de ingeniería y arquitectura han estado orientados a la forma clásica de construir, siendo ésta una construcción donde la mayoría de procesos (estructura, cerramientos, particiones interiores, etc.) se realizan en la propia obra a partir de materiales pre-elaborados.

Esto resulta en muchos casos ineficiente, incierto y antieconómico al depender enormemente de variables como las ambientales, la capacitación de la mano de obra u otras.

Frente a este modelo convencional y como alternativa cada vez más pujante, se presenta dotar a la construcción de un mayor número de procesos industrializados, de forma que muchos de los sistemas se preconstruyan/prefabriquen en plantas industriales para que su implantación en obra se resuma básicamente a tareas de ensamblaje, limitando así numerosos errores y aumentando la productividad global.

De esta forma, se hace cada vez más incuestionable que la construcción debiera requerir de un mayor grado de industrialización, como garante de una mayor eficiencia en los procesos de construcción, una menor generación de residuos, un control más riguroso en obra, un aumento de la seguridad laboral y un cumplimiento más estricto de los plazos y costes.

Y aquí el hormigón, como material de construcción de uso más extendido por sus mejores prestaciones generales (resistencia al fuego, inercia térmica, durabilidad, etc.) debería seguirse imponiendo frente a otros materiales alternativos.

Pero para ello, resulta fundamental capacitar a los futuros profesionales, para que sepan gestionar adecuadamente cualquier aspecto a lo largo de todo el proceso constructivo. Si quieres mejorar tus conocimientos en este ámbito, pide información sobre nuestro Máster de construcción industrializada en hormigón.

Continuaremos…

 

Referencias

[1] http://capacitacionprefabricados.com/

[2] Módulo 1: Aproximación a la industrialización en hormigón. Curso 1 Conceptos. Máster de Construcción Industrializada en Hormigón de STRUCTURALIA

 

 

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora