sistemas de recogida de agua de lluvia

5 sistemas de recogida de agua de lluvia

Industria, Energía y Medioambiente
 01-jul-2020 | Structuralia Blog

El agua siempre ha sido y sigue siendo un elemento de vital importancia para el normal desarrollo de nuestras vidas, por lo que es un bien muy preciado. Es por eso, que hoy en día se siguen desarrollando sistemas de recogida de agua de lluvia, que generan un ahorro importante en aplicaciones tales como baños, sistemas anti incendios y riego.

New call-to-action

Estos sistemas, dependiendo de varios factores, como la superficie de captación y el promedio de precipitaciones anual, son capaces de suplir entre hasta un 15% o 30% del consumo de agua sanitaria. Otra bondad que tienen estos sistemas, es que parten de una premisa y una mecánica bastante sencilla, que puede sólo valerse de la gravedad para ponerse en marcha, y consta de las siguiente etapas: 

  • Captación o recogida
  • Tratamiento
  • Almacenamiento
  • Suministro o distribución

Variedad de sistemas de recogida de agua de lluvia

Una vez comprobada la factibilidad de instalación para sistema de recogida de agua de lluvia, en base a los metros cúbicos que caen de agua al año en la zona en cuestión y la superficie de captación disponible, se debe seleccionar cual o cuales sistemas adoptar según nuestras necesidades: 

Tanques modulares exteriores

Este tipo de tanques permiten almacenar grandes cantidades de agua, por bastante tiempo sin tener que incurrir en grandes obras o excavaciones. Suelen almacenar hasta 1000 litros de agua por unidad y permiten acoplarse varias unidades en caso de necesitar más capacidad de almacenaje, gracias a que están fabricados de materiales ligeros que facilitan su instalación. La desventaja de este tipo de tanques, es que ocupan un espacio considerable y representan un elemento adosado a la arquitectura difícil de disimular estéticamente.

Depósitos dispensadores

Son depositados conectados al sistema de drenaje de agua de lluvia, que permiten recolectar el agua y dispensarla cuando sea necesario, se manejan en bajas capacidades de almacenaje para usos domésticos y de jardinería, no superan los 100 litros, pero tienen la ventaja de poder disponer fácilmente del agua recolectada y que su dimensiones le permiten ser integrado estéticamente y hasta ser en sí una pieza decorativa. 

Tanques bajo tierra

Estos tanques permiten almacenar grandes cantidades de agua sin afectar la visual, pero al estar bajo tierra requieren de una instalación mucho más compleja y costosa, por lo que lo mejor es que sean previstos al inicio de la construcción. Actualmente existen nuevas alternativas, como los tanques subterráneos modulares que, tienen capacidades portantes y pueden ser instalados en los cimientos de la propia construcción, y su modularidad permite cubrir la superficie que sea necesaria, añadiendo y conectando módulos de aproximadamente 200 litros cada uno.

Depósitos decorativos

Son elementos de medianas dimensiones conectados a la recolección de aguas de lluvias, pero diseñados con un valor estético y decorativo, pudiendo tomar forma de jarrones o macetas de gran tamaño, son capaces de almacenar incluso más allá de los 600 litros, algunos de ellos, incluyendo sistemas de filtrado en su interior para potabilizar el agua. La limitación de este tipo de depósitos, es que debido a su función estética resulta difícil conectarlos a la red de suministro sanitario, por lo que la mayoría cuentan con su propios sistema dispensador.

Filtros

Cuanto más capaz sea el sistema de filtrar el agua de lluvia, más amplio será el rango de aplicaciones para el agua recolectada. Dependiendo de la necesidad, existen distintos tipos de filtros para aguas de lluvia, los más completos y avanzados son capaces de filtrar a profundidad los contenidos sólidos del  agua y descartar los primeros litros recogidos, ya que arrastran la suciedad superficial; algunos ofrecen la posibilidad de potabilizar el agua. Por otro lado, también hay disponibles opciones más económicas y sencillas de instalar, que permiten limpiar el agua lo suficiente para ser utilizada en riego y limpieza, y al mismo tiempo cuidar el sistema almacenamiento.

Beneficios de la recolección de agua de lluvia

Solo por dar un ejemplo, la descarga del inodoro, representa el 35 % del consumo promedio diario del hogar, parte del consumo total que puede ser fácilmente cubierto con sistemas de recogida de agua de lluvia, sin contar el agua que se utiliza para limpieza y riego. Además de la obvia reducción en el consumo de agua, y su respectivo ahorro económico, se puede traducir  un ahorro de energía eléctrica que se utiliza normalmente para hacer llegar el agua potable a nuestros hogares u oficinas. En definitiva, son sistemas cuya aplicación debe ser estudiada previamente, pero una vez estimados correctamente, pueden traer beneficios económicos y por supuesto ambientales.

En el Máster en Ingeniería del Agua y Gestión de Residuos Urbanos de Structuralia analizamos en profundidad este campo. 

New call-to-action

¡Comparte con tus contactos!

Quizá te puede interesar

DB HS: ¿De qué se trata?

En cuanto a la regulación edilicia en España, la 38/1999 es la ley que contiene los objetivos legislativos por alcanzar, además de promover la redacción del Código Técnico de la Edificación (CTE)...


Leer más >>

Plan de calidad ejemplo: pasos para elaborarlo adecuadamente

Un plan de calidad es algo esencial dentro de todas las empresas, puesto que se trata de la herramienta base para poder detectar los fallos que se produzcan y, de esta manera, obtener las...


Leer más >>

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora