DB HS

DB HS: ¿De qué se trata?

Industria, Energía y Medioambiente
 30-nov-2020 | Structuralia

¡Comparte con tus contactos!

En cuanto a la regulación edilicia en España, la 38/1999 es la ley que contiene los objetivos legislativos por alcanzar, además de promover la redacción del Código Técnico de la Edificación (CTE) . Un documento que se encarga de traducir estos objetivos en regulaciones y acciones claras, por las que se debe regir todo el sector de la construcción, de manera de cumplir con los criterios mínimos de salubridad y habitabilidad, tanto en nuevas construcciones como reformas. Sin olvidar, las evidentes repercusiones sobre el patrimonio social y cultural. A su vez, el CTE contiene el DB HS: Documento Básico de Salubridad.

New call-to-action

El Código Técnico y los Documentos Básicos

El CTE se divide en dos partes principales: la primera, es donde se detallan las condiciones o exigencias de salubridad y habitabilidad que son perceptivas en la edificación; y en la segunda, se encuentran todos los Documentos Básicos (DB) que la componen.

Los Documentos Básicos son los textos que se encargan de traducir las exigencias técnicas de la primera parte del CTE al terreno de la praxis. Son documentos de carácter técnico que incluyen los límites y la cuantificación de las exigencias básicas, acompañados por una relación de los procedimientos necesarios para cumplir con lo fijado anteriormente.

Más allá de esto, el proyectista o el director de obra, tienen la posibilidad de optar por soluciones alternativas, siempre bajo debida justificación documental y total responsabilidad profesional, siempre que cumplan con los mínimos exigidos por el CTE. 

Los Documentos Básicos que contiene el CTE son: 

  • DB SE: Seguridad estructural
    Constituye la base para cuya correcta aplicación son necesarios igualmente los siguientes cinco documentos:
    • DB SE-AE: Acciones en la edificación
    • DB SE-A: Estructuras de acero
    • DB SE-F: Estructuras de fábrica
    • DB SE-M: Estructuras de madera
    • DB SE-C: Cimentaciones
  • DB SI: Seguridad en caso de incendio
  • DB SUA: Seguridad de utilización y accesibilidad
  • DB HE: Ahorro de energía
  • DB HR: Protección frente al ruido
  • DB HS: Salubridad

DB HS: Documento Básico de Salubridad

Como ya habéis visto, es uno de los documentos básicos del Código Técnico, de obligatorio cumplimiento, donde se especifican los requerimientos mínimos a respetar en materia de higiene, salud y protección del medio ambiente. En otras palabras, busca reducir a límites admisibles los riesgos de molestias o enfermedades sufridas por los usuarios, así como el riesgo de deterioro sobre el propio edificios y sobre su contexto inmediato; considerando, no sólo la correcta ejecución del proyecto, sino el uso y el mantenimiento de la edificación. 

Este documento se divide en cinco partes que tienen que ver con los aspectos fundamentales de los que depende la salubridad de un edificio, como lo son: la protección frente a la humedad, la recogida y evacuación de residuos, la calidad del aire interior, el suministro y la evacuación de aguas.

HS 1: Protección frente a la humedad

Gran parte de los problemas de salubridad de un edificio están relacionados con el agua o con la humedad, por lo que a pesar de que sea difícil de controlar, los elementos constructivos de un edificio expuestos al contacto con el agua deberán estar debidamente impermeabilizados. Evitando el acceso de agua o humedad a donde no sea previsto y pueda llegar afectar la integridad del edificio o afectar a sus usuarios.

Los puntos críticos en este aspecto suelen ser las cubiertas y en las fachadas, que están expuestas a precipitaciones. Es por eso, que este apartado del DB HS, prevé las pendientes mínimas para evacuar correctamente el agua de las cubiertas, así como los particulares constructivos de los distintos tipos de muros y soleras que nos podemos encontrar en un edificio, haciendo especial énfasis en los puntos de encuentro.

HS 2: Recogida y evacuación de residuos

Los edificios son una importante fuente de residuos durante su entero ciclo de vida, y en cada una de sus fases debe estar prevista la gestión de esos residuos. Y este apartado engloba este aspecto, fijando los procesos para la correcta separación, transporte y desecho de los residuos, siguiendo criterios sanitarios y medio ambientales.

HS 3: Calidad del aire interior

La calidad del aire dentro de los edificios es uno de los aspectos que más directamente puede afectar la salud de sus usuarios, debido a lo alargados que son los periodos de tiempos que pasamos dentro de los edificios. Por lo que, los edificios deben contrarrestar los gases contaminantes que producen sus propios sistemas internos, por un lado, y por otro los que produce nuestra propia actividad dentro de ellos.

Esta sección del documento básico de salubridad se encarga de establecer los parámetros mínimos en la ventilación y la renovación de aire dentro del edificios, a través de medios mecánicos que se encargan de la extracción del aire poluto y la inyección de aire limpio. Al igual que de las indicaciones para evacuar todas emanaciones de gases provenientes de los sistemas confort térmico de los edificios.

HS 4: Suministro de agua

Así como es uno de los agentes que más puede afectar negativamente un edificio, es un elemento vital para el funcionamiento del mismo. La dotación de agua es esencial para todos los tipos de uso, en especial para los aseos y el mantenimiento del edificio, además de que esta debe administrarse de manera sostenible y asegurando que sea apta para el consumo humano. 

Esto requiere de un sistema de red de tuberías que permitan hacer llegar el agua a donde sea requerido utilizando los caudales correctos, evitando que puedan haber retornos que contaminen la red de suministro, e incorporando medios que faciliten el ahorro y disminuyan al máximo las fugas y los gastos innecesarios.

HS 5: Evacuación de aguas

Finalmente, las aguas utilizadas en aseos, mantenimientos y recogidas de las precipitaciones o nieve, debe ser evacuada del edificio respetando el medio ambiente y asegurando la correcta separación según su proveniencia. Para esto, los edificios deben estar dotados con una red independiente a la de suministro que cumpla con las exigencias anteriormente planteados. Donde la norma hace hincapié en los caudales mínimos de esta red de tuberías, las pendientes y elementos accesorios como fosas sépticas.

New call-to-action

¡Comparte con tus contactos!

Quizá te puede interesar

Los 5 tipos de centrales solares

Existen 5 formas de producir energía utilizando el sol que tal vez no conocías.


Leer más >>

Aplicaciones del hormigón para construir en Marte

Parte de nuestro pasado, del presente, y también de nuestro futuro, el hormigón nos acerca a hacer realidad la ciencia-ficción.


Leer más >>

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora