Transporte de gas natural por mar

Cómo se realiza el transporte del gas natural

Industria, Energía y Medioambiente
 02-may-2023 | Structuralia

¡Comparte con tus contactos!

Publicado originalmente el 31 de mayo de 2021, actualizado el 2 de mayo de 2023

El transporte del gas natural comienza en yacimientos hasta donde se necesite, mediante  una compleja red de tuberías, compresores y estaciones de control.


Descarga la guía gratuita sobre implantación BIM en organizaciones

El gas natural es una fuente de energía importante que se utiliza en todo el mundo para la generación de electricidad, calefacción, cocina y transporte. 

Para que el gas natural pueda ser utilizado, primero debe ser transportado desde los yacimientos hasta los lugares donde se necesita. El transporte del gas natural se realiza a través de una compleja red de tuberías, compresores y estaciones de control.

El traslado del gas natural entre los países “productores” y los países “consumidores” se realiza mediante kilométricos gasoductos y con la intervención de grandes buques metaneros. En este artículo haremos un recorrido para conocer un poco más sobre este complejo proceso.

Cómo se realiza el transporte del gas natural

1. Mediante gasoductos 

Como ya hemos adelantado anteriormente, el transporte del gas natural se realiza a través de infraestructuras llamadas gasoductos, que se basan en tuberías que permite trasladar el gas a lo largo de grandes distancias.

En los gasoductos, el gas circula a presiones muy elevadas (entre 36-70 atmósferas). Los conductos estás sometidos a controles muy rigurosos para evitar fugas y los peligros de explosión. Algunos de los gasoductos tienes decenas de kilómetros, e incluso unen continentes como los que conectan África y Europa.

Cadena de valor del gas natural.

Cadena de valor del gas natural. Fuente: asugasperu.wordpress.com

Estas tuberías están realizadas con acero de “alto” contenido en carbono (en torno a un 0,25%), que presenta gran dureza y un elevado límite elástico

Para evitar la corrosión, se recurre habitualmente al revestimiento con polímeros (protección pasiva) y a la protección catódica (con corriente impresa).

En cuanto a los diámetros que poseen este tipo de conducciones, suelen variar en función del caudal que vayan a soportar pero, de manera general, es posible encontrar gasoductos que van desde las 20” (508 mm) hasta las 48” (1219 mm).

La presión a la que circula el gas a través de esta conducción alcanza los 72 bares (7,2 MPa) para los desplazamientos internacionales, mientras que para las distribuciones locales se disminuye hasta los 16 bares (1,6 MPa) de presión.

Las velocidades de transporte oscilan entre los 10 y los 20 metros por segundo, con el fin de asegurar la continuidad del suministro y evitar problemas en las instalaciones.

65472298-FF-GASODUCTO-DESIERTO-MOJAVE-WEB-SHUTTERSTOCK-1920x520Gasoducto desierto Mojave. Fuente: newtral.es

Como dato curioso, cabe destacar que el gasoducto más largo del mundo, que une Horgos (Kazajistán) con Hong Kong (China), cuenta con 8.704 kilómetros y puede transportar 30.000 millones de metros cúbicos por año.

Es habitual que la red de conducciones se tope en su camino con grandes masas de agua. Para sobrepasarlas existen dos grandes soluciones: la implantación de gasoductos submarinos, como el conocido Nord Stream; o el transporte del gas mediante buques metaneros.

the-pipeline-2022-12-15-19-31-05-utc

2. Mediante barcos metaneros

Por otro lado, los barcos metaneros transportan el gas natural en estado líquido tras someterlo a temperaturas muy bajas, ya que éste se licua a -160ºC. Así el gas ocupa unas 600 veces menos que en estado gaseoso, haciendo más cómodo el transporte. Al llegar a puerto, el gas líquido se almacena en depósitos enormes, a la espera de regasificarlo y meterlo en la red de distribución cuando la demanda lo exija.

La primera alternativa supone una inversión en infraestructuras elevada, con lo que es frecuente recurrir a la opción del transporte marítimo para solventar el problema, con la consiguiente ventaja de que a partir de él se puede ramificar su distribución.

El transporte en barco presenta el inconveniente de que, para producir el trasvase de un medio de transporte a otro, se requiere licuar la materia prima. Este proceso se realiza en las plantas de licuefacción.

Una vez licuado, el LNG (Liquid Natural Gas) se transporta en los grandes depósitos que albergan los buques metaneros. De este modo, se salva el problema orográfico que suponen los mares y océanos para la construcción de los gasoductos.

El buque con mayor capacidad de transporte de LNG es el “Mozah” de la familia Q-Max, que con sus 43.400 kW (58.200 Cv) de potencia puede trasladar hasta 266.000 metros cúbicos en un solo trayecto.

container-ship-global-business-freight-import-expo-2022-07-05-03-06-01-utc

Proceso de recorrido del gas natural

Para que te hagas una idea, este es el proceso y el camino que sigue el gas natural hasta que llega a tu casa.

1. Producción

Una vez se extrae el gas natural del yacimiento hay que tratarlo y procesarlo para que pueda ser transportado y comercializado.

Por ejemplo se le añade metil-mercaptano para la detección de fugas e impedir la combustión espontánea, se filtran las impurezas y se eliminan los gases que dificulten el enfriamiento del gas. También se reduce el contenido en agua y se eliminan gases como nitrógeno, mercurio o CO₂.

El gas que se transporta a través de los gasoductos lo hace a altas presiones, pero siempre en estado gaseoso. El proceso de transformación para transportarlo en esferas o cisternas lo convertirá en el gas natural licuado (GNL), es decir, en estado líquido.

2. Almacenaje

Desde el punto de vista económico y técnico es el almacenamiento subterráneo es el más rentable. Sin embargo en España tenemos un gran volumen de importaciones de GNL por lo que la proporción de almacenamiento en tanques de las plantas de regasificación en nuestro país es muy superior a otros países.

3. Transporte y distribución

Normalmente el transporte del gas natural se realiza a través de gasoductos desde el yacimiento hasta el lugar de destino. En caso de que no hayan conducciones que comuniquen dos puntos, el transporte se realiza con barcos metaneros (o criogénicos).

 

En resumen, el transporte del gas natural es un proceso complejo que implica una serie de pasos críticos para garantizar la seguridad y eficiencia en su suministro. La infraestructura de tuberías, compresores y estaciones de control es esencial para garantizar que el gas natural llegue de manera confiable a las comunidades y empresas que dependen de él.

Si quieres saber más sobre el transporte y otros tópicos relacionados con el gas natural, no dudes en consultar cursos y másteres que ofrece Structuralia.


New call-to-action

¡Comparte con tus contactos!

Quizá te puede interesar

Sobretensiones: Todo lo que debe saber para proteger tus sistemas

Las sobretensiones son un riesgo muy importante, y las protecciones pueden ayudar a mitigarlo.


Leer más >>

Las calderas de condensación: Europa impulsa su utilización

Es importante conocer las opciones que tenemos para climatizar espacios, entre ellas destacan los acumuladores de calor.


Leer más >>