principios de la organización empresarial

Los 12 principios de la organización empresarial y su importancia

Dirección y Gestión
 17-mar-2021 | Structuralia

¡Comparte con tus contactos!

Para que un negocio progrese adecuadamente, resulta fundamental tener muy claros cuáles son los principios de la organización empresarial. No en vano, toda organización necesita ordenar sus recursos y funciones en orden a satisfacer una serie de objetivos. Y para llevarlo a cabo con verdadero éxito, manejar todos estos principios es un punto de partida clave.

Guía Buenas Prácticas Gestión de Proyectos

Los 12 principios de la organización:

Se han podido constatar casos de éxito en modelos empresariales que ponen en primer lugar a las personas. Pero más allá de eso, existen 12 principios ampliamente aceptados que son esenciales para el funcionamiento de cualquier organización.

1. Orientación a objetivos:

Todas las acciones que la organización contemple deben estar vinculadas a las metas de la empresa. Esto implica que cada puesto o departamento creado solo es justificable si contribuye a la consecución de unos objetivos predefinidos.

2. Especialización:

Debemos tener presente que para aprovechar al máximo las capacidades de nuestros recursos humanos, es muy importante limitar sus actividades a un pequeño conjunto de actividades concretas. Cuanto más específica sea su labor, mayor será la destreza y eficiencia obtenidas.

3. Jerarquía:

Resulta imprescindible crear una cadena de mando, a partir de la cual el poder se distribuya en la organización. Esto nos ayuda a mejorar el control de las tareas y resultados, y puede funcionar, además, como incentivo profesional.

4. Unidad de mando:

Una vez establecidos los procedimientos y las normas de actuación en la cadena de mando, debemos concretar un centro de decisión y autoridad para cada tarea. Es decir, un solo jefe para cada conjunto de subordinados.

5. Difusión:

La divulgación y puesta a disposición de la información relativa a la estructura y los procesos de la empresa (obligaciones de cada puesto, responsabilidades…) es clave para que los empleados conozcan su margen de acción.

6. Tramo de control:

A la hora de estructurar la línea supervisora, hay que seguir un criterio de racionalidad: cada supervisor debe manejar solo aquel número de empleados que le permita obtener los mejores resultados.

7. Coordinación:

Las responsabilidades otorgadas a las diferentes unidades de la empresa (finanzas, mercadotecnia, recursos humanos…) deben mantenerse en armonía, para que estas puedan aportar de forma proporcional a la consecución de las metas organizacionales.

8. Comunicación:

Para el correcto funcionamiento de cualquier organización, debemos contar con un flujo constante de comunicación que discurra en ambos sentidos (políticas y programas de empresa, sugerencias, quejas, novedades…).

9. Flexibilidad:

Este principio, cuya importancia es hoy más importante que nunca, se refiere a que la empresa debe estar capacitada para efectuar los cambios y adaptaciones que sean necesarias, a fin de adaptarse a las condiciones de un mercado tremendamente cambiante y dinámico.

10. Eficiencia:

Maximizar los resultados al menor coste, he aquí uno de los principios fundamentales para la viabilidad de cualquier organización. Un objetivo amplio que se consigue incidiendo desde múltiples factores: desde la función gerencial hasta la promoción de la satisfacción de los trabajadores.

11. Continuidad:

Este principio hace referencia a que, a la hora de organizar, debemos pensar a largo plazo. Cada proceso de la empresa debe contar con un inicio y transcurrir hasta la consecución de los objetivos marcados, teniendo en cuenta sus eventuales ajustes.

12. Responsabilidad:

Toda asignación de tareas y de recursos requiere generar y distribuir a su vez responsabilidades entre los diferentes miembros de la organización. Una responsabilidad que dependerá del rol y del rango de cada persona dentro de la misma.

Estos principios de la organización empresarial son solo la punta de lanza de un dilatado campo teórico-práctico. Como escuela que pone a disposición de sus estudiantes los conocimientos necesarios para crecer en el ámbito empresarial, Structuralia se presenta como una garantía para el éxito profesional del mañana.

Guía Buenas Prácticas Gestión de Proyectos

¡Comparte con tus contactos!

Quizá te puede interesar

Proceso de internacionalización: principales etapas y beneficios

El proceso de internacionalización de nuestra empresa requiere seguir una serie de etapas y contar con un equipo especializado para poder completarlo.


Leer más >>

Estructura de empresa: claves de una buena estructura empresarial

La estructura de empresa debe definirse de forma clara para que todos los departamentos tengan una perfecta conexión entre ellos y con los clientes.


Leer más >>

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora