proyectos de ingeniería

Los proyectos de ingeniería y su impacto en el medio ambiente

Materiales y Procedimientos de Construcción
 31-ene-2020 | Structuralia

Los proyectos de ingeniería facilitan nuestra vida gracias a las infraestructuras, sin embargo hay que minimizar los impactos ambientales que generan.

La construcción de proyectos de ingeniería busca mejorar las condiciones en las que desarrollamos nuestras actividades en el día a día en multitud de ámbitos: transporte, energía, abastecimiento, etc.

No obstante, estos proyectos constructivos llevan asociados unos impactos ambientales tanto en su fase de construcción como en la fase de explotación de la infraestructura, que deben ser estudiados para evitarlos o disminuirlos en la medida de lo posible.

Guía Gratuita Profesionalización de equipos de Ingenieros

Por ello en las últimas décadas, y debido en gran medida por el aumento de la preocupación por parte de la sociedad y de los gobiernos en temas como el cambio climático y la sostenibilidad, la normativa es cada vez más estricta.

En este sentido, hay que cuidar que se afecte lo mínimo posible a la flora, fauna, al suelo o al agua de la zona donde se realizará el proyecto. Para conseguirlo, será necesario efectuar un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) en el que se examinen las repercusiones medioambientales que producirá la construcción y las medidas que se tomarán para mitigarlas, siendo esto imprescindible para que la Administración apruebe el proyecto.

A continuación veremos los diferentes tipos de medidas que deben aparecer en los estudios de impacto ambiental y que serán los encargados de evitar, reducir o compensar los impactos ambientales que generan los proyectos de ingeniería:

 

Medidas de los proyectos de ingeniería para la reducción de los impactos ambientales

 

1. Medidas preventivas

En primer lugar tenemos las medidas preventivas, que tienen el objetivo de evitar la aparición de efectos ambientales negativos o, en el caso de que no sea posible, reducirlas de forma anticipada.

Con ellas se protegen los ecosistemas, paisajes y elementos valiosos en la zona donde se localiza el proyecto. Además, un correcto estudio y aplicación de estas supondrá un ahorro en los costes de la obra a medio plazo.

Entre las medidas preventivas que se pueden tomar en un proyecto de construcción podemos encontrar el uso de maquinaria con menor consumo de combustible, la impermeabilización de las zonas donde se tratarán residuos contaminantes o el correcto acopio de los residuos generados para su posterior reutilización o reciclaje.

 

2. Medidas correctoras

Son las encargadas de corregir el proyecto para conseguir una mejor integración ambiental. Para ello, modifican el proceso constructivo y productivo de la obra e introducen elementos no previstos que ayudan a minimizar o eliminar los impactos.

Este tipo de medidas serán más efectivas si su diseño se efectúa en paralelo y de forma coordinada con el resto de elementos del proyecto (estructuras, drenaje, etc) y no cuando se establecen posteriormente como un parche.

Algunas disposiciones de este tipo que suelen estar presentes en la mayoría de los proyectos de ingeniería son aquellas que afectan a la contaminación acústica y atmosférica, como por ejemplo el riego de los caminos para reducir la proliferación de nubes de polvo.

 

3. Medidas compensatorias

Por último encontramos las medidas compensatorias, aquellas que se toman cuando los impactos ambientales son inevitables y no admiten corrección. En consecuencia, estos efectos negativos que se generan y que no pueden ser eliminados, solo pueden ser equilibrados por medio de efectos positivos para el medio ambiente.

Es importante añadir que estas medidas no podrán tener un carácter temporal ni suponer un beneficio a un particular, sino que deben ser permanentes en el tiempo y mejorar globalmente a un hábitat o una especie.

Dos ejemplos muy claros de medidas compensatorias en proyectos de construcción son las reforestaciones en las zonas colindantes a la obra, o la creación de pasos de fauna que permitan a los animales cruzar las obras lineales que se han construido.

Finalmente cabe destacar que será necesario la creación de un Programa de Vigilancia Ambiental (PVA) que será el encargado de garantizar que se cumplan las indicaciones y medidas presentes en el EIA.

En conclusión, la sostenibilidad del medio ambiente debe ser una prioridad a la hora de redactar y llevar a cabo un proyecto de ingeniería.

Desde Structuralia hemos trabajado los artículos Materiales empleados en la construcción sostenible y Hormigones sostenibles utilizados en la construcción, en los que ofrecemos más información sobre los proyectos de ingeniería. 

Para aquellos interesados, en Structuralia ponemos a disposición un catálogo de cursos y másteres desarrollados por expertos en el sector en los que formamos a nuestros alumnos en este área. Más información en nuestra web a través de este enlace.

 

Guía Gratuita Profesionalización de equipos de ingenieros

¡Comparte con tus contactos!

Quizá te puede interesar

Recipientes sujetos a presión: diseño y características

Javier Tirenti, director de Arveng Training & Engineering S.L., y director técnico del máster en Ingeniería de Equipos Mecánicos para plantas de Energía y Oil & Gas de Structuralia, nos habla...


Leer más >>

La industrialización en la construcción ha llegado para quedarse (última parte de 4): desde la vertiente medioambiental

Alejandro López Vidal es Director Técnico de ANDECE y dirige el Máster de Construcción Industrializada en Hormigón de STRUCTURALIA.


Leer más >>

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora