vibrado hormigon

Vibrado de hormigón: en qué consiste y claves de cómo debe efectuarse

Ingeniería Civil y Transporte
 04-jul-2022 | Structuralia Blog

¡Comparte con tus contactos!

El vibrado de hormigón es un proceso de gran importancia para trabajar este material. En esta entrada explicamos cómo llevarlo a cabo de forma correcta.

Descarga la guía gratuita sobre implantación BIM en organizaciones

El vibrado de hormigón es un procedimiento muy importante tanto para levantar una construcción como para que esta se mantenga en óptimas condiciones durante mucho tiempo. Con este proceso garantizamos un resultado final duradero y de calidad. ¿Qué debemos conocer de esta técnica? A continuación, exponemos todas sus claves.

¿Qué es el vibrado del hormigón?

Esta técnica de construcción se utiliza para eliminar las burbujas que puedan estar presentes en el interior de la mezcla. El objetivo es que esta adquiera la consistencia adecuada. Si no llevásemos a cabo este proceso, podrían aparecer fracturas y deformaciones, con lo que pondríamos en riesgo toda la estructura que estamos construyendo.

Existen dos tipos de vibrado:

  • En el vibrado externo se usa un dispositivo que vibra, el cual se ensambla en los lados del encofrado. Esto provoca un movimiento dentro del hormigón que contribuye a compactarlo. 

Regla vibradora. Crear en mi casa - YouTube

  • El vibrado interno consiste en introducir varillas vibrantes dentro de la mezcla cuando aún está fresca.

Ambos sistemas nos permiten obtener el mismo resultado, pero es fundamental que lo lleven a cabo profesionales cualificados. Estos conseguirán otorgar un acabado uniforme y de calidad a la obra. En este sentido, es importante destacar que en Structuralia disponemos de un amplio catálogo de cursos y másteres relacionados con la ingeniería y la arquitectura.

¿Por qué efectuar el vibrado?

El hormigón es una pasta muy húmeda. Al extenderse y cubrir un encofrado, es posible que contenga bolsas de aire en su interior. Estas solo restarán resistencia al resultado final. Como no podemos hacer nada cuando fragüe, el vibrado ayuda a retirar la mayor parte de esos desperfectos. De hecho, los huecos de mayor tamaño (los más peligrosos) desaparecerán por completo.

El agua que sobra de la mezcla sube a la superficie, lo que aumenta la densidad y homogeneidad del hormigón. El resultado es un material con alta resistencia y dureza. Además, el metal que se introduce en el interior no se oxidará con facilidad. Así, potenciamos las características inherentes de este material.

No hemos de olvidar que, al verter el hormigón, siempre queda aire atrapado. Por este motivo, tenemos que sacarlo hacia la superficie mediante el vibrado. Por otro lado, este proceso también ayuda a que la mezcla acabe de integrarse. Algunas partículas de arena, grava o cemento pueden no combinarse de manera adecuada. Estas conformarán bolsas que resten resistencia al material. Por lo tanto, con un vibrado terminaremos de consolidarlo.

Asimismo, resulta una técnica muy útil para cubrir con hormigón un encofrado de formas complejas. En estos casos, la mezcla podría no llegar a algunas partes, como, por ejemplo, las esquinas. Si queremos evitar este problema, el material tiene que alcanzar por completo toda la estructura del encofrado. De lo contrario, estaríamos sentando unas bases débiles que no resistirían ni el paso del tiempo ni las inclemencias del clima.

cache_65586854 (1)Vibrado de Hormigón. Fuente: paviconj

¿Cómo efectuar un buen vibrado?

El proceso del vibrado se lleva a cabo después de nivelar la superficie del hormigón. Este debe verterse en capas con una profundidad igual a la cabeza del vibrador. El dispositivo se introduce de manera vertical dejando una separación adecuada con las intersecciones. Por regla general, es recomendable mantener 1,5 veces el radio de acción.

El vibrador penetra rápidamente hasta alcanzar el fondo de la capa y 15 centímetros dentro de la anterior. En cuanto al movimiento, hemos de llevarlo de arriba a abajo en lapsos que oscilen entre los 5 y 15 segundos. De este modo, contribuimos a que las capas de hormigón se fundan entre sí. Por descontado, iremos extrayendo el aire del interior y el agua sobrante.

Otro aspecto fundamental del proceso se relaciona con la retirada del vibrador, algo que debemos hacer de forma gradual. Aparte de seguir manteniendo el movimiento de arriba hacia abajo, hemos de asegurarnos de que el hueco dejado por el vibrador se llena al extraerlo. De esta forma, no dejaremos huellas, las cuales pueden afectar de manera negativa a la resistencia del hormigón.

para-que-sirve-el-vibrado-de-hormigonBecosan.

Por último, si ya hay varias capas de hormigón, colocaremos la siguiente cuando aún mantenga una consistencia fluida. El objetivo es evitar juntas frías o que exista una diferencia sustancial en el estado de la mezcla. Al añadir la próxima y tras allanar la superficie, repetiremos el proceso con el vibrador. Lo haremos tantas veces como capas se vayan incorporando.

Consejos para efectuar un buen vibrado

Para conseguir un buen vibrado, es imprescindible un correcto manejo del dispositivo. Este se ha de introducir de manera rápida y vertical. Sin embargo, cuando lo saquemos, debemos hacerlo de forma lenta e inclinada. Así evitamos marcar el punto de salida, que no llegaría a rellenarse de hormigón.

Cuando lo introduzcamos, no debemos sobrepasar los 15 segundos en el interior. Esto podría desestabilizar la mezcla e impedir que se fraguara de la manera adecuada. Tampoco hemos de esperar mucho tiempo para repetir el proceso, ya que el vibrado tiene que efectuarse en un hormigón que aún no se haya compactado. Si esto ocurriera, no podríamos ni introducir el dispositivo.

Finalmente, no debemos olvidar las esquinas problemáticas, pues la mezcla no llega a cubrirlas en algunos casos. Al acercar el vibrador, provocamos que el hormigón se extienda y cierre por completo cualquier hueco. Además, si nos encontramos con algún cúmulo de material, debemos pinchar a su alrededor para que se reparta. Por tanto, tenemos que evitar apuntar al interior, puesto que no conseguiríamos unos resultados homogéneos y de calidad.

Estos son los aspectos más importantes que debes conocer del proceso de vibrado de hormigón. Sin duda, es una técnica importante que permite que este material adquiera sus cualidades antes de que fragüe. Pero, si queremos conseguir los resultados esperados, los conocimientos relacionados con el manejo del dispositivo de vibración son imprescindibles. En Structuralia apostamos por una formación de calidad y ajustada a las necesidades de cada sector de la industria.


Descarga la guía gratuita sobre implantación BIM en organizaciones

¡Comparte con tus contactos!

Quizá te puede interesar

Puentes y su cálculo estructural en 5 fases

El cálculo de puentes es una compleja tarea realizada por profesionales especializados, aquí te contamos como.


Leer más >>

5 impactantes construcciones de los edificios más altos del mundo

Publicado originalmente el 10 de febrero de 2017, actualizado el 23 de noviembre de 2022. A continuación os traemos una selección de 5 grandes edificios que se han construido en diversos puntos del...


Leer más >>

¡Busca contenido de una forma rápida!

    Recursos de formación gratuitos

    New call-to-action

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Contacta con nosotros

    Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

    Contacta ahora