BIM Revit

BIM y Revit en la gestión del patrimonio construido

Transformación Digital e Ingeniería 4.0
 17-jul-2020 | Structuralia Blog

Solemos pensar que las nuevas tecnologías, sobre todo en el mundo de la construcción y la arquitectura, solo ayudan a crear nuevos edificios y nuevas formas, algo muy alejado de la realidad. Una tecnología es verdaderamente útil y duradera cuando beneficia a la mayor cantidad de rubros posibles; y este es el caso del BIM y Revit, de los cuales, conocemos de sobra sus bondades en la redacción de proyectos y en la ejecución de obras, pero realmente es una metodología que ha revolucionado una gran cantidad de ámbitos, dentro y fuera de la construcción. 

New call-to-action


Uno de estos casos, menos conocidos, es el ámbito de la conservación, recuperación y gestión de edificios históricos.
Las ventajas cooperativas, de modelado, control de costes y tiempos, potenciadas por softwares como Revit, pueden ser igual de provechosas para proyectos de rehabilitación y restauración del patrimonio construido, que sin duda, pueden llegar a requerir de procesos más minuciosos que un proyecto de construcción común.

Así, gracias a la versatilidad de Revit a la hora de integrar perfectamente una gran variedad de Plug-ins útiles a este propósito, el software ha sido objeto de varias investigaciones, entre ellas, las del Politécnico de Milán en la basílica de Sant’ Ambrogio, abordada más adelante en el texto, sobre nuevas metodologías aplicables a este aspecto más histórico y conservativo de la arquitectura.

Sistemas LiDAR y Nubes de puntos

La primera fase, y fundamental, en los proyectos sobre el patrimonio cultural edificado es el levantamiento y el análisis de la edificación existente, y que hasta ahora, en gran parte, se sigue valiendo del levantamiento manual y fotográfico, lo cual, a pesar de poder ser bastante preciso, generaba una información muy difícil de acceder en fases posteriores. Las nuevas tecnologías de levantamiento digital en tres dimensiones como nubes de puntos y la fotogrametría están sustituyendo al levantamiento manual, gracias a su nivel de precisión, versatilidad y sobre todo, gracias a que el output es información digital, casi instantánea, en tres dimensiones, fácilmente operable en ambientes BIM como Revit.

Es cierto que este tipo de levantamientos requiere de equipos especializados y cierta experticia en el campo, con respecto a la clásica cinta métrica y cámara fotográfica. En el caso de la fotogrametría se necesita una cámara que sea capaz de detectar la posición geográfica de manera precisa, y suele ser utilizada en conjunto con drones para hacer levantamientos externos de las estructuras o del terreno. Por otra parte, para crear una nube de puntos se requiere de un dispositivo LiDAR (Laser Imaging Detection and Ranging) que permite determinar la distancia desde el emisor láser a un objeto o superficie utilizando un haz, y a partir de miles o millones de puntos conformar un modelo 3D bastante precisa. 

Softwares como PhotoScan (fotogrametría) y Re-Cap (nube de puntos), se comunican perfectamente con Revit, permitiendo exportar esta información en forma de un modelo 3D trabajable, esto quiere decir que se puede visualizar desde cualquier ángulo, generar plantas, secciones y añadir toda la información que pueda ser relevante para el proyecto. Una gran ventaja a la hora de detectar las patologías que pueda estar sufriendo el edificio, hacer verificaciones espaciales, y cierto tipo de análisis constructivos sobre la estructura existente.

BIM y Revit: Modelado 

El modelado en estos casos, se requiere que represente fielmente al edificio original y su nivel de detalle dependerá del fin de dicho modelo. Dentro de BIM se han clasificado distintos niveles de detalle, o LoD (Level of Detail), que van divididos en 5 categorías desde 100, la más baja y por lo tanto conceptual, hasta la 500, denominada “As Built”, que constituye una representación detallada del estado definitivo del edificio. En los casos de conservación edilicia, como en la construcción, según sea el fin del modelo se trabaja en uno u otro nivel de detalle. 

Niveles de detalle bajos (LoD 100 - 200) pueden ser utilizados por ejemplo para verificaciones estructurales a través de análisis estáticas y operar con intervenciones de mejora estructural para asegurar la estabilidad del edificio en cuestión. Niveles intermedios (LoD 300-400) se trabajan para usos de gestión, los cuales se sirven de una volumetría bastante definida para generar, por ejemplo, esquemas de las distintas variaciones que ha sufrido el edificio con el pasar del tiempo, infografías, propuestas de intervención y cambios de uso, y hasta paseos virtuales dentro del edificio.

Por último, los niveles más altos de detalle (LoD 500), son útiles para atacar las patologías de degradado que pueden sufrir muros, suelos, techos y frescos, aunque para estos casos se suele trabajar a los límites de las posibilidades de modelado de Revit, ya que en edificios históricos, las superficies, las molduras y los acabados fueron realizados a mano y se caracterizan por sus imperfecciones, para ello se suele utilizar softwares de modelación más orgánica, como por ejemplo Rhino, muy útiles a la hora de reproducir fielmente piezas que deben ser reemplazadas de la decoración o las molduras, e imprimirlas en 3D para que su reemplazo sea lo más fiel posible al original.

Gestión, valorización y tutela del patrimonio

Es cierto que hasta ahora, solo hemos hablado de la parte más técnica de la conservación de edificios, pero la metodología BIM y Revit, ya han demostrado que tienen un importante aporte sobre la gestión y explotación cultural del patrimonio construido. Uno de los ejemplos más relevantes es el caso de la basílica de Sant’ Ambrogio en Milán, donde el departamento DAStU del Politécnico de Milán, ha utilizado las tecnologías tratadas anteriormente para crear una nueva experiencia digital inmersiva, un tour en realidad virtual por el edificio, logrando promover y valorizar esta basílica, poniendo al alcance de cualquier persona en cualquier parte del mundo la posibilidad de visitar la iglesia sin moverse de casa.

BIM Revit

Pero esta no es la única posibilidad que ofrecen el BIM y Revit en estos casos. De hecho, una de las ventajas más importantes está en la parte administrativa, ya que un modelo BIM del edificio permite tener a mano de los expertos un registro de todas las patologías que sufre un edificio de este tipo, crear planes de mantenimiento preventivo, costes de gestión y planes de explotación económica de este tipo de bienes culturales. Es así como el avance tecnológico también trae buenas noticias para la historia y la cultura, con nuevas posibilidades para seguir disfrutando de ellas y conservarlas para generaciones futuras.

New call-to-action

¡Comparte con tus contactos!

Quizá te puede interesar

¿Cómo llegó el Big Data a la empresas?

Hoy en día, el manejo de bases de datos inmensas, se ha convertido en algo cotidiano en grandes y medianas empresas; en principio algo solo común para las empresas tecnológicas, pero cada vez más,...


Leer más >>

¿Cómo conseguir la certificación scrum y los beneficios que ofrece?

La certificación Scrum es indispensable en determinados ambientes laborales. Esta nos capacita para desarrollar una de las metodologías ágiles del momento: la Scrum. Su aplicación garantiza...


Leer más >>

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora