carretera convencional

Características de la carretera convencional del futuro

Ingeniería Civil y Transporte
 29-jun-2020 | Structuralia Blog

Fueron los romanos quienes, varios siglos antes de Cristo, descubrieron la importancia de las comunicaciones viales, y varios miles de años después, éstas siguen teniendo la misma relevancia. Hoy en día existen casi 50 millones de kilómetros de carreteras pavimentadas alrededor del mundo y, según las predicciones que podemos hacer hoy, el transporte terrestre y la carretera convencional están muy lejos de desaparecer. 


Tal vez con una naturaleza muy distinta a la que podemos concebir hoy en día, pero seguiremos necesitando de ellas por un largo tiempo, ya que los automóviles voladores siguen siendo una concepción irreal por ahora.

Guía Gratuita Profesionalización de Ingenieros

Este futuro más “realista” está más cerca de lo que pensamos, debido al inesperado impulso tecnológico de los últimos años, que promete cambiar el modo en que nos desplazamos en actualidad: vehículos eléctricos, nuevos materiales de pavimentación y coches que se conducen solos, vienen a plantearnos un cambio radical, y con ellos, traen nuevos retos para las carreteras convencionales.

Estos nuevos retos, evidentemente son muy distintos a los del pasado; nuevas problemáticas, tecnologías, necesidades y usuarios que exigen distintas metodologías de abordar el problema con novedosas soluciones. 

Por lo tanto, resulta interesante abordar las soluciones que en los distintos ámbitos, dan forma a las carreteras del futuro: 

Cómo será la carretera convencional del futuro: Más ecológica

Sin duda, reducir el impacto ambiental es una de las líneas guía de este siglo, y con la amplia extensión que representan los sistemas de carreteras a nivel mundial, es una prioridad para el futuro tener carreteras convencionales más ecológicas, que no solo sean construidas con materiales sostenibles, sino que contribuyan a reducir las emisiones de los vehículos que las transitan.

Uno de los ejemplos en este sentido es el proyecto europeo LIFE eQUINOx, un sistema de tratamiento para aplicación en pavimentos asfálticos con el objetivo de eliminar óxidos de nitrógeno (NOx) en ambientes urbanos. Consiste en una película que es aplicada fácilmente en la capa superficial de la carretera, y que activada por el sol, se encarga de atrapar el COx, los hollines y partículas sólidas microscópicas (Pm), para convertirlas en sales que limpian fácilmente bajo la lluvia.

Por otro lado, la tecnología fotovoltaica es una alternativa más que prometedora cuando viene integrada a las carreteras. Tanto en Europa como en Norteamérica, ya están en marcha pruebas de los primeros adoquines fotovoltaicos, la empresa Solar Roadways ya ha comenzado a comercializar losetas hexagonales con un rendimiento de más de 26.000 kWh al año por kilómetro y medio, con lo que se podría poner en funcionamiento alrededor de 22 vehículos eléctricos.

Una carretera convencional más segura

Según la Organización Mundial de la Salud, 1.35 millones de personas fallecieron por accidentes de tráfico a nivel mundial en el 2016. No es una cifra de menospreciar, pero promete disminuir eliminando el error humano de la ecuación con los automóviles de conducción autónoma. Para que la carreteras sean aptas para este tipo de tecnologías se requieren sistemas de detección de incidencias a tiempo real, como el que se está estudiando en las universidades de Ulm y Heilbronn (Alemania), denominado Sistema Salus, que permite anticipar la aparición de peligros en la carretera (pudiendo diferenciar entre peatones, automóviles, ciclistas, motos, ciervos … y predecir su posible comportamiento), avisando rápidamente a los conductores.

Este tipo de tecnologías se valen de los avances en geo-localización y telecomunicaciones de alta velocidad, que permiten detectar y avisar en tiempo real a conductores, agentes de mantenimiento, autoridades y sobre todo unidades de emergencia para asistir a los posibles afectados. Una herramienta, sobre todo, muy útil en la prevención de siniestros y la detección temprana de obstáculos en el camino que, no solo pueden ayudar a salvar vidas, si no que facilitan la gestión del mantenimiento de las infraestructuras viarias.

Carreteras convencionales más eficientes 

Se han realizado grandes avances en los materiales de pavimentación que mejoran el rendimiento de los automóviles que transitan las carreteras convencionales. El asfalto-goma encuentra entre sus propiedades el fatigarse menos, amoldarse mejor a los cambios de temperatura, ofrecer un mayor agarre, entre otras, y aumenta la eficiencia de la movilidad terrestre. Pero el futuro de la eficiencia está en disminuir considerablemente la necesidad de mantenimiento de las infraestructuras

El mantenimiento de las carreteras es un proceso bastante costoso y complicado que involucra grandes cantidades de dinero y una amplia variedad de maquinaria pesada. Con el objetivo de reducir la frecuencia con la que este proceso tiene que ser realizado, desde 2018 un equipo de investigadores de la Universidad Católica de Chile desarrollan un asfalto auto-cicatrizante, capaz de sellar fisuras cuando es expuesto a ciertos agentes externos, como inducción magnética o microondas, que promete aumentar la durabilidad de los materiales de asfaltado y reducir la frecuencia con la que este debe ser reemplazado. 

Carreteras más inteligentes 

En los últimos años, el uso de la inteligencia artificial ha supuesto una revolución que ha afectado a prácticamente todos los sectores. Así como hemos hablado previamente de sistemas de detección y prevención de accidentes, estas tecnologías pueden ser aplicadas para mejorar otros aspectos de la movilidad en las carreteras convencionales, como el almacenamiento de grandes cantidades de información gracias a las nuevas tecnologías de monitoreo y control de datos.

Gracias al uso del Big Data, dicha información puede ser utilizada para dar avisos en tiempo real, a los usuarios de una carretera en específico, sobre volúmenes de tráfico, la temperatura del asfalto, condiciones metereológicas, recomendaciones de desvíos, y hasta controlar la iluminación y señalización vial; de hecho, en breve esto afectará la rentabilidad económica en términos de publicidad que se nos muestra durante el recorrido, haciéndola personalizada a nuestros intereses.

En un ámbito bastante distinto pero igual de importante se están poniendo en marcha proyectos como Fabric, financiado por la Unión Europea, quienes se están encargando de analizar soluciones que permitan, a través de tecnologías de carga eléctrica por inducción, que los vehículos eléctricos que transiten por las carreteras convencionales “inteligentes” del futuro tengan la capacidad de cargar sus baterías sin detenerse.

Soluciones de este tipo serán las que finalmente abran la puerta a los coches eléctricos suficientemente independientes como para recorrer grandes distancias cómodamente y finalmente migrar completo a la alternativa más ecológica en la carretera convencional.

Guía Gratuita Profesionalización de Ingenieros

¡Comparte con tus contactos!

Quizá te puede interesar

¿Quién era Santo Domingo de la Calzada?

Cada 12 de Mayo se celebra la festividad de Santo Domingo de la Calzada, patrón de los Ingenieros de Caminos Canales y Puertos, Ingenieros de Obras Públicas e Ingenieros Civiles, pero, ¿sabes...


Leer más >>

Calcular escaleras: operaciones esenciales para proyectos expertos

Realizar una formación de posgrado tras adquirir la carrera de ingeniería o arquitectura es muy recomendable para desarrollar un trabajo profesional dentro del ámbito laboral.  Por ejemplo, para ...


Leer más >>

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora