Blog Structuralia

Nuestro blog sobre formación en español

Las metodologías que serán tus mejores aliados para la optimización de proyectos de ingeniería

En una empresa de ingeniería, los equipos de empleados han de enfrentarse a menudo a diversos proyectos de envergadura considerable. Cumplir con los plazos de una planificación, coordinar a todo el equipo de trabajo, distribuir información, competencias y funciones de manera justa y adecuada, velar por el cumplimiento de la normativa… son sólo algunas de las tareas que ha de llevar a cabo un ingeniero jefe de proyecto.

Si te encuentras entre ese gremio, sabemos que tu papel en el desarrollo de los distintos proyecto no es tarea sencilla. No obstante, existe una serie de herramientas tecnológicas que pueden serte de gran ayuda en estas y otras de tus tareas diarias. Te las contamos a continuación:

 Descarga gratis la checklist sobre Ingeniería 4.0

 

Lean Management

El Lean Management es una técnica avanzada para la disminución de costes en un proyecto. Esta se basa en la reducción al mínimo de las tareas que no aportan valor real al desarrollo del proyecto, esto es, que no repercuten de forma directa en el beneficio que se obtendrá con este. La metodología trata de eliminar los procesos innecesarios y automatizar en la medida de lo posible aquellos que sean repetitivos.

El Lean Management es muy utilizado en empresas industriales para la optimización de procesos, pero también puede llevarse a otros terrenos de la ingeniería, tales como la planificación de una obra o el mantenimiento de una infraestructura.

 

Agile o agilismo

El término Agile engloba a un conjunto de metodologías de gestión denominadas como “ágiles”, debido al carácter flexible. Se basan en la planificación de un proyecto mediante etapas de corta duración, en base a iteraciones. Este hecho contrasta con la planificación tradicional, en la cual la totalidad del programa de trabajo quedaba plenamente definido de manera previa a su inicio. Las metodologías ágiles dotan de una gran flexibilidad a los proyectos, de tal manera que su planificación se ve constantemente adaptada a los requisitos reales que van surgiendo a lo largo de la vida de este.

Precisamente es ésta una de sus principales ventajas desde el punto de vista de un proyecto de ingeniería: la gestión inmediata del cambio. Supongamos que el cliente decide una distribución distinta a la prevista en alguno de los elementos de la obra o que durante la construcción de una infraestructura –la cual suele ser dilatada en el tiempo- surge una nueva herramienta tecnológica capaz de facilitar una gran parte del proceso constructivo. En estos casos, la planificación flexible que te ofrecerán las metodologías ágiles facilitará la “reconducción” del proyecto y evitará pérdidas de tiempo –y con ello de dinero- innecesarias que sí que surgirían de otra forma.

Se estima que los proyectos llevados a cabo mediante la aplicación de Metodologías Ágiles reducen los fallos operativos en un 50% y aumentan en un 30% la productividad. ¿Te vas a quedar sin probar su aplicación a los proyectos de tu equipo?

 agilismo

 

Building Information Modelling (BIM)

El archiconocido BIM se podría catalogar como la principal de las tecnologías en cuanto a su aplicación al mundo de la ingeniería. Se trata de una auténtica revolución en la forma de plantear la construcción de un edificio o infraestructura. Entre las ventajas de BIM, destacan la optimización de procesos, el ahorro de costes económicos y temporales, el ajuste de las mediciones y presupuestos a la realidad o la facilitación de la toma de decisiones en tiempo real.

BIM se fundamenta en una base de datos relacional gestionada de manera conjunta y simultánea por todos los profesionales que toman parte en el desarrollo de un proyecto –ingenieros, contratistas, arquitectos, clientes, técnicos medioambientales, expertos en distintas áreas, etc-. BIM trabaja con elementos propios del mundo de la edificación/ingeniería los cuales llevan asociados en cadenas de datos todas sus propiedades y características. La base de datos está asociada a un modelo geométrico 3D, que puede ser visto en primera persona incluso antes de ser construido mediante el empleo de gafas de realidad aumentada. Si quieres conocer un poco más de cerca esta metodología, te invitamos a que leas nuestro post “Las 7 dimensiones del BIM y las razones para su dominio”.

El uso y combinación de estas metodologías puede reportar enormes beneficios si deseas optimizar el trabajo de tu equipo de ingenieros. No esperes más para informarte al respecto y ponerlas en práctica.

checklist.ingenieria-40-imagen

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora