Lifelong Learning Service

Lifelong Learning Service (LLS): el modelo Netflix en la formación

formación, formación online, elearning
 28-abr-2020 | Structuralia

En los últimos años estamos viendo cómo, tanto los profesionales como las propias empresas, están demandando un servicio que les permita poder estar al día en su formación, de manera inmediata, y en cualquier cosa que necesitenestán demandando un Lifelong Learning Service.

Profesionales y empresas están esperando de las principales escuelas de formación una solución integral similar a Netflix, que les resuelva todas las necesidades formativas y les permita mantenerse totalmente al día. En definitiva, que les de casi todo por muy poco. Negocios exitosos como Spotify, Netflix o Amazon, no solo han revolucionado sus propios sectores, sino que están actuando como tren tractor para cambiar, por imitación, prácticamente todos los modelos de negocio. El sector de la formación está en plena revolución..

Las universidades, por su parte, están realmente lejos de poder ofrecer estos modelos. Los tiempos cambian demasiado rápido, y ellas cambian demasiado despacio. Hacen una gran labor en la formación de materias fundamentales que son el cimiento de cualquier conocimiento posterior, dan la formación de base, pero cuando el recién licenciado sale “al mundo exterior” se encuentra un entorno laboral para el que no está preparado, ni puede estarlo. Él aún no lo sabe, pero tendrá que seguir formándose toda su vida.

El 93% de alumnos recomiendan Pharos Lifelong Learning Service

 

¿Qué ofrece un Lifelong Learning Service?

Un servicio de formación para empresas de este tipo es casi una quimera, por la cantidad de exigencias que se le piden. Y a pesar de ello, los Lifelong Learning Service han conseguido cubrir las necesidades y requerimientos que piden las empresas. Hacemos a continuación un breve resumen de lo que se espera de estos servicios:

Un catálogo que cubra todas las necesidades de un sector

Debe ofrecer un catálogo suficientemente amplio de cursos, de manera que tenga la vocación de poder resolver la inmensa mayoría de las necesidades formativas de un determinado sector económico (ingeniería, banca, medicina, etc.). Las empresas del sector encontrarán en esa plataforma una solución a casi todas las necesidades formativas de sus empleados. Y lo mismo encontrarán los profesionales de ese sector si se dan de alta en la plataforma por su cuenta.

 

Actualización permanente

Los clientes y los profesionales esperan de estas plataformas de formación que, permanentemente, se estén actualizando (lo mismo que esperamos de Netflix y Spotify). Esto quiere decir que deben incorporar al menos 50 cursos nuevos todos los años. Pero sobre todo deben mantener permanentemente actualizados sus cursos, e incluso deben avisar a los exalumnos de que el curso que ya hicieron en el pasado se ha actualizado, y enviarles las documentación actualizada.

La empresa decidirá en cada momento si los cursos nuevos disponibles que cada semana irán apareciendo, los quiere incorporar o no en su plataforma.

Ciertas plataformas incluso insisten a sus clientes para que les indiquen los cursos que echan de menos y se comprometen a incorporarlos en menos de tres meses.  

 

Debe adaptarse a la empresa cliente. Será su Universidad Corporativa

En efecto, un Lifelong Learning Service no solo debe adaptarse a la imagen del cliente. Debe también adaptar su catálogo, de manera que el cliente pueda seleccionar los cursos que quiere incorporar en su propia plataforma.

Debe ser además capaz de proporcionar todo tipo de información en tiempo real y de manera organizada a la Dirección de Recursos Humanos; incorporará un cuadro de control que permita al responsable de formación consultar en cualquier momento cuántos alumnos han finalizado o están avanzando en cada curso, como está siendo evaluada la calidad de esos cursos por parte de los alumnos, qué comentarios de mejora hacen los alumnos, qué cursos son los mejor y peor valorados, qué cursos tienen más alumnos, a qué hora se conectan los alumnos y un sinfín de datos fundamentales.

Finalizado el periodo de licencia, la decisión de renovar la plataforma dependerá sobre todo de dos parámetros: la percepción de calidad por parte de los usuarios y el nivel de aprovechamiento. Es decir, los mismos parámetros que analizamos cuando nos planteamos renovar Spotify o Netflix.

Por otra parte, la plataforma debe ser flexible para poder adaptarse a los procedimientos de la Dirección de Recursos Humanos de la empresa. Algunas empresas preferirán seguir teniendo el control de los alumnos que se matriculan en cada curso. Otras prefieren dejarlo abierto y que cada empleado se forme en lo que quiera. Y en fin, otras quizás quieran dejarlo abierto pero solo fuera del horario laboral.

Por último la plataforma debe ser capaz de entenderse e integrarse con los ERPs o plataformas de formación corporativas que manejan las empresas clientes (CornerStone, SAP…)

 

Respuesta inmediata y al ritmo de cada alumno

Desde luego en este modelo todo está siempre disponible y en cualquier momento. Ahora ya no tenemos que estar disponibles a las 16:00 horas todos los días para ver nuestra serie favorita. Todo el mundo espera poder ver lo que quiera, cuando quiera, desde donde quiera.

Las empresas esperan poder matricular a sus empleados en los cursos, justo en el momento en que lo necesitan. Y los empleados podrán ir, desde luego, al ritmo que consideren más oportuno. Ya no hay fechas de inicio de cursos, ni fechas de fin. De igual forma, uno puede tardar en ver una serie de Netflix dos días o 5 meses. Cada uno a su ritmo. 

 

Online con servicios de atención inmediata

La característica “online” es tan evidente que quizás sobra mencionarlo. Desde luego este modelo solo puede funcionar si es totalmente digital. Aun así, el profesional y las empresas, esperan poder tener servicios de valor añadido como la respuesta de expertos a sus consultas, atención inmediata en caso de que tenga algún problema con la plataforma o con algún curso, videoconferencias en tiempo real periódicas realizadas por expertos de muy diversas materias, etc.

 

Servicio masivo que garantice la calidad

Aunque pueda resultar paradójico, la calidad en este tipo de plataformas únicamente se garantiza si existen decenas de miles de usuarios que están valorando continuamente los cursos que realizan. Los cursos están por tanto permanentemente contrastados por alumnos, que además son normalmente profesionales del sector, que detectan e informan continuamente de erratas, desactualizaciones o contenidos que no se entienden. Pero sobre todo, valoran en todo momento la calidad de los cursos, los recomiendan o no, etc. De manera que las empresas y los usuarios de la plataforma pueden ver en todo momento cuáles son los cursos más recomendados y cuáles los menos.

Las plataformas que tienen la ventaja de contar con decenas de miles de alumnos, analizan permanentemente las valoraciones que los usuarios hacen de cada curso, y se fijan especialmente en los peor valorados y en los comentarios que hacen los alumnos de esos cursos “malos” para focalizarse en su corrección, actualización o, si es preciso, darlo de baja del catálogo hasta tenerlo en óptimas condiciones. 

 

Centenares de expertos

Un Lifelong Learning Service debe contar con un amplísimo número de especialistas, que no solo son los autores de cada curso, sino que además están a disposición de los alumnos para responder a las consultas o dudas que puedan presentarse. De esta manera, el cliente que contrata esta plataforma, no solo está poniendo a disposición de sus empleados toda una Biblioteca de Alejandría con todo el saber del sector, sino que además pone todo un ejército de “profesores” que están a disposición de todos los empleados, en centenares de materias especializadas distintas.

 

Móvil

Evidentemente, como no puede ser de otra forma, toda esta universidad, esta biblioteca inmensa, esta videoteca, y esta comunidad de centenares de expertos a tu disposición, debe “caber” en un móvil. Con su dispositivo móvil, desde cualquier lugar del mundo, y en cualquier momento, el alumno debe poder acceder a cualquier funcionalidad (realizar consultas a los expertos, hacer exámenes, acceder a la documentación o a vídeos, consultar sus notas, ver los cursos más demandados).

 

Orientación al alumno y estructuración en itinerarios formativos universitarios

Siguiendo el modelo de Netflix y de Spotify, es evidente que un catálogo tan amplio de cursos puede llegar a abrumar y desorientar. Por supuesto la plataforma contará con un potente y eficaz buscador de cursos para aquellos que saben muy bien lo que buscan, pero en cualquier caso, la plataforma orienta y recomienda al alumno. Primero recomienda los cursos más tomados o los mejor valorados, y después informará de que los alumnos que finalizaron ese curso también hicieron estos otros…

Pero lo más interesante es que los cursos estén organizados en itinerarios (el equivalente a las series de Netflix o las listas de Spotify). Estos itinerarios pueden haber sido diseñados por la empresa cliente en su propia plataforma (por ejemplo la empresa ha determinado que un itinerario de Jefes de Proyecto deberá tener un curso de finanzas, otro de control de costes y plazos, etc.), o bien puede el alumno seguir los itinerarios predefinidos en la plataforma.

Algunas de las plataformas ofrecen incluso la posibilidad de que los cursos que se toman estén convalidados como asignaturas de másteres universitarios, de manera que el alumno que toma un curso sabe que esa asignatura forma parte, a lo mejor, de cuatro másteres. Puede luego elegir cuál de los másteres seguirá en su itinerario formativo. 

 

Económica

Sin duda este es uno de los aspectos más importantes. Netflix y Spotify tienen éxito precisamente por su precio. Los profesionales y las empresas esperan, aunque resulte paradójico, que les ofrezcan casi todo lo que hemos comentado, a cambio de casi nada. Debemos reconocer que los ciudadanos esperamos lo mismo de Wikipedia, Google, Google Maps, Netflix, Spotify, etc. Por tanto, este modelo, evidentemente, solo es viable si la escuela que ofrece esta plataforma integral es la referencia en el sector, y puede ofrecerla a centenares de empresas y a decenas de miles de profesionales. Esto permitirá que todos los esfuerzos arriba comentados sean aprovechados por miles de personas y de esta manera pueda resultar rentable.

Por supuesto el modo de pago será por licencia por un periodo determinado, y lo incluirá todo. No por el hecho de que en mi casa solo veamos películas los domingos o que veamos solo películas del Oeste, Netflix me va a cobrar más o menos, porque todo está siempre incluido. Lo mismo ocurre con Spotify. El servicio está ahí para el que quiera aprovecharlo, y el coste en cualquier caso siempre será realmente económico. Lo más habitual es que se trate de una licencia anual y que el coste esté en proporción al tamaño de la empresa.

 

En definitiva, los Lifelong Learning Service están ya revolucionando el sector de la formación. La revolución está siendo similar a la que hemos visto hace unos años en el sector audiovisual. ¿Quién compra hoy un CD de Michael Jackson con 10 canciones por 45 Euros? ¿Quién compra hoy el DVD de Gladiator por 38 Euros?

Los tiempos han cambiado ya. No te quedes atrás. No dejes que se queden atrás tus empleados.

 

Pharos, el Lifelong Learning Service de Structuralia: https://pharos.structuralia.com/

 

Andrés Serrano Paradinas

Director General Structuralia

 

El Lifelong Learning Service con más de 25.000 alumnos

¡Comparte con tus contactos!

Quizá te puede interesar

Lifelong Learning Service: contenidos y adaptación al cliente

Las empresas han encontrado en un Lifelong Learning Service la solución a la formación continua de sus profesionales. Con este servicio garantizan que los profesionales de su organización, que...


Leer más >>

Cómo funciona el cuadro de control de un Lifelong Learning Service

El cuadro de control de un LLS (lifelong learning service) permite al responsable de formación hacer un cuidadoso seguimiento de todas las fases por las que pasan los empleados de su empresa...


Leer más >>

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora