Blog Structuralia

Nuestro blog sobre formación en español

Mantenimiento de carreteras: tipos de firmes y sus deterioros (2ª Parte)

En el anterior post hablamos sobre la importancia de un buen mantenimiento de las infraestructuras de carreteras por parte de las administraciones para garantizar la seguridad de los usuarios, centrándonos en el estudio de los firmes flexibles, semiflexibles y semirrigidos.

En este caso veremos las principales características de los pavimentos rígidos, formados principalmente de hormigón, y las lesiones más importantes que aparecen.

 

Solicita asesoramiento gratuito con uno de nuestros expertos

Pavimentos rígidos

A diferencia de los firmes flexibles y semirígidos, los pavimentos rígidos suelen estar formados por dos capas, una exterior de hormigón y una base, aunque en determinadas circunstancias puede contar con una subbase.

La capa superior puede ser de dos tipos: una compuesta por losas de hormigón en masa separadas por juntas transversales y longitudinales o una losa continua de hormigón armado.

Mantenimiento de carreteras

La opción más utilizada es la de losas de hormigón vibrado en masa que gracias a las juntas facilita el alabeo y evita la aparición de fisuras provocadas por la retracción y las variaciones termohigrométricas.

En cuanto a la capa inferior, y dependiendo de la cantidad de tráfico que debe soportar, podrán ser bases de suelocemento, gravacemento o de hormigón magro vibrado.

  • Fisuras de retracción

Aparecen en la superficie, tienen poca profundidad y están provocadas principalmente por un curado inadecuado del hormigón en climas secos y cálidos. En caso de no ser selladas, pueden provocar desconchones.

  • Desconchones y descascarillados

Se trata de una desintegración progresiva del mortero y áridos en zonas superficiales localizadas. Puede venir provocado por defectos en el vertido, la acción del hielo o a los fundentes utilizados en la vialidad invernal. Para su reparación es necesario un saneo superficial del hormigón dañado, cortando la zona afectada.

  • Escalonamiento de losas

Es uno de los problemas más importantes en los pavimentos de hormigón, que con el tiempo puede llegar a producir la rotura de la losa. Surge cuando en una junta un borde aparece hundido y otro levantado, produciendo un movimiento diferencial con el paso de los vehículos pesados.

Normalmente está provocado por efecto del bombeo del agua existente entre la losa y la base, teniendo una gran importancia su rápida detección (por medio de deflectómetros de impacto) y la inyección de las losas para solucionar el problema.

  • Deterioros de las juntas

Las juntas deben de estar bien selladas para impedir: la entrada de agua que disminuye la capacidad portante de la sub-base, la corrosión de los pasadores por la acción de las sales de los tratamientos contra el hielo y la entrada de gravilla o piedras que pueden provocar desconchones.

En caso de no tomar medidas ante el deterioro, se puede producir la rotura de la losa en el borde de la junta. Para su reparación se deberá retirar el producto deteriorado, limpiar la zona y posteriormente volver a sellar la junta.

  • Fracturación de losas

Comienza con la fisuración y agrietamiento de las losas, que vienen producidas por sus dimensiones excesivas, por un hormigonado en tiempo muy caluroso, por movimientos del cimiento o por el agotamiento del hormigón por espesor, entre otras cosas.

Las actuaciones de reparación dependerá de la causa que las produce, y puede ser necesario inyectar lechada de cemento bajo la losa para mejorar el apoyo, un cosido de las grietas o la reposición parcial o completa de la zona.

  • Desconchados en bordes de losas

Supone la desagregación progresiva del mortero y de los áridos, apareciendo en zonas localizadas y en las juntas de las losas. Están provocadas por la presión de una losa sobre otra a causa de los movimientos por la variación de temperatura y el efecto del tráfico.

La reparación pertinente dependerá del espesor afectado, y consistirá en cajear la zona dañada para su posterior reconstrucción con los morteros adecuados.


Finalizado este breve repaso sobre los tipos de firmes que aparecen en las vías y su mantenimiento, puedes ampliar tus conocimientos con el Máster en Construcción, Mantenimiento y Explotación de carreteras, donde adquirirás los conocimientos necesarios para tomar parte los proyectos que se llevarán a cabo en los próximos años para revertir el estado actual de nuestras carreteras.

 

asesoramiento gratuito ingenieros

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora