Blog Structuralia

Nuestro blog sobre formación en español

Sistemas de tratamiento de residuos sólidos urbanos más utilizados

 

La generación de residuos es algo inherente al ser humano debido a que muchas de las acciones que realizamos en el transcurso del día los producen.


En este sentido, la normativa europea ha fijado para el año 2025 que se recicle el 55% de todos los residuos urbanos, aumentando esta cifra hasta el 65% para el año 2035. Además, se pone límite para los residuos que terminan en vertederos, no pudiendo superar el 10% del total.


Ante este escenario, en el que cada habitante genera casi 500 kg/año y del que sólo un 30-35% es reciclado en España, es imprescindible mejorar la recogida y tratamiento de los residuos sólidos urbano para cumplir con la normativa y así reducir la contaminación del medio ambiente.


Son varias las técnicas utilizadas para el aprovechamiento, reciclaje y eliminación de los residuos. A continuación vamos a ver en qué consisten y qué finalidad tiene cada uno de ellos:


Recuperación y reciclado de residuos urbanos

Es importante distinguir entre los conceptos de recuperación y reciclaje. El primero de ellos se refiere a componentes que mediante un correcto tratamiento pueden reutilizarse. En este grupo se incluyen plásticos de cuerpos huecos, bricks, botellas de vidrio, piezas metálicas, etc.


El reciclado, sin embargo, tiene como principal misión conseguir una buena calidad y concentración de los materiales recuperados para su posterior aprovechamiento.


En este sentido podemos diferenciar entre el reciclado directo, en el que los materiales no sufren grandes alteraciones en su estado físico, biológico o de composición química, y el indirecto, en el que se transforman y se utilizan de forma distinta a la original.


Compostaje y digestión anaerobia


El compostaje o compost es un material orgánico generado tras realizar una descomposición aeróbica (por medio de una alta presencia de oxígeno) o anaeróbica (sin oxígeno, metanización). Es utilizado principalmente como abono para la agricultura.


Sin embargo este método tiene un problema, y es que hay que estar completamente seguro de que los residuos orgánicos estén totalmente limpios, sin restos de otras sustancias como metales pesados, que serían un inconveniente para la salud al contaminar las plantaciones.

Tratamiento de residuos urbanos


Incineración


Se trata de un tratamiento que destruye térmicamente los residuos mediante su oxidación completa, transformándolos en gases de combustión y productos sólidos (cenizas y escorias).


Por medio de esta técnica y con la ayuda de plantas especializadas es posible generar energía. Países como Suecia o Dinamarca son líderes en la generación de energía a través de la incineración.

Vertido controlado

Aunque la tendencia actual es la mínima utilización de los vertederos, debido a su menor coste respecto de otros sistemas, aún se emplea en la mayoría de los países.


Normalmente situados en canteras o minas abandonadas, es imprescindible un buen diseño y gestión del vertedero para reducir lo máximo posible el impacto sobre el terreno. Una mala administración puede provocar, por ejemplo, la contaminación de aguas subterráneas por la generación de lixiviados.

Pirólisis

Al igual que la incineración, es un tratamiento térmico en el que los residuos se calientan a altas temperaturas con una cantidad de oxígeno limitada.


Este proceso se lleva a cabo en un contenedor sellado a alta presión, siendo este método más eficiente que la incineración, generando mucha más energía para su recuperación y utilización.


Si quieres ampliar tus conocimientos sobre la gestión de los residuos urbanos, aprovecha y pide información de nuestros cursos relacionados para convertirte en un especialista en la materia.

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora