vdc

VDC: ¿El futuro de la construcción?

Transformación Digital e Ingeniería 4.0
 01-mar-2021 | Structuralia Blog

¡Comparte con tus contactos!

Con el pasar de los tiempos, el oficio de construir ha ido evolucionando hacia algo cada vez más y más complejo, ha quedado ya muy lejos los dos apoyos y la cubierta que nos protegían de la intemperie. Con el pasar de los siglos hemos ido agregando elementos a esa receta tan simple: desde la seguridad, la defensa, el diseño, la simbología; y actualmente, criterios económicos, de sostenibilidad, de autogestión, conectividad, domótica… y un centenar de cosas más. Convirtiendo la construcción en una actividad sumamente compleja, que requiere del engranaje de muchas disciplinas profesionales sobre un mismo proyecto.

Solicita asesoramiento gratuito con uno de nuestros expertos

 

Bajo esta premisa, investigadores del CIFE (Center for Integrated Facility Engineering) en Stanford, se han concentrado en explorar las posibilidades y el alcance que puede llegar a tener la digitalización y el modelado a profundidad de proyectos de construcción e ingeniería. Así nace el concepto de Virtual Design and Construction o VDC, una metodología que de la mano del BIM, lleva un paso más allá los procesos ordinarios de construcción. Y pone el foco en el modelado, no sólo del proyecto, sino de la construcción.

¿Que quiere decir modelar la construcción?

Quiere decir que la metodología VDC tiene la premisa de un modelado integral del proyecto, desde el diseño, pasando por los detalles constructivos, el propio proceso de construcción, y hasta abarcar el posterior funcionamiento del edificio en cuestión. Y esto, es solo posible a través del BIM, ya que se necesita la interacción y colaboración de una gran cantidad de disciplinas técnicas, además de una visión integral del proyecto.

Se usa el acrónimo POP para definir esta condición, que significa: Product, Organization and Process. En este caso “Product” vendría a definir el modelo del conjunto de elementos que componen el edificio en sí (forjados, paredes, vigas, etc..); “Organization”  se traduciría en un modelo que define los distintos grupos que ejecutarán las distintas actividades y cumpliran los objetivos, estos dos últimos, vendrían a ser los procesos o “Process”.

Ventajas del VDC

Máximo aprovechamiento de los recursos

Aplicar VDC, aunque implica un mayor tiempo invertido en el modelado de un proyecto, se traduce en un mayor control (casi total) del proceso de diseño, de construcción, y de las tareas a realizar; por lo que reduce drásticamente los imprevistos en el proceso constructivo y acelera los tiempos de construcción. Todo esto se traduce en optimización del uso de recursos económicos, profesionales y un valor agregado al proyecto.

Repartición de responsabilidades

VDC pone el foco en entender las responsabilidades de los distintos grupos y disciplinas que convergen en el mundo de la construcción de hoy en día, y tener una mayor conciencia sobre el modelo detallado y el proceso de construcción. Facilita la repartición de la inmensa cantidad de tareas y objetivos que conlleva la construcción de un edificio. En definitiva, mejora la coordinación de oficios, evitando solapamientos e imprevistos.

Trabajo colaborativo

No solo facilita la coordinación de las distintas disciplinas, sino que mejora la colaboración entre ellas. Los modelos en 4D (que incluyen el proceso y los tiempos de construcción) son una excelente forma de transmitir la información entre todos los involucrados, ayudando a la unificación de criterios y a una conciencia colectiva sobre el estado del proyecto. Sin mencionar la versatilidad que trae el BIM a la hora de trabajar de forma colaborativa en un único modelo.

Limitaciones VDC:

  • Evidentemente la tipología y mesura de los proyectos afecta significativamente el coste/beneficio del VDC, por lo que es difícil pensar en la implementación de esta metodología si el proyecto mismo no lo justifica. 
  • La cultura mayormente difundida en el sector de la construcción es aquella de aplicar soluciones que disminuyan costos en corto plazo, y no la de añadir valor y un mejor aprovechamiento de los recursos, que propone el VDC.
  • Dar el salto de un método tradicional a una metodología como el VDC requiere una importante inversión inicial.
  • Si los equipos multidisciplinares, los managers, y los clientes no reman en la misma dirección, dispuestos al trabajo colaborativo y a mantener una constante voluntad de actualización, existirán muchas trabas en el proceso.

Conclusión

Hoy en día un edificio o una infraestructura distan mucho de lo que era el siglo pasado, y ni hablar de los que fueron hace varios siglos. Esto hace impensable afrontar el proceso de construcción desde un punto de vista que no sea integral, y que no considere el amplio campo de disciplinas que deben colaborar en el mismo; pensar que la construcción no se va a seguir complejizando es un rotundo error. Es por eso, que aunque adoptar la metodología VDC implique una fuerte inversión inicial, para poder ser competitivo en este sector, en poco tiempo será un requisito. 

Nuevo llamado a la acción

 


 

¡Comparte con tus contactos!

Quizá te puede interesar

Inteligencia artificial y Machine Learning: Los empleos del futuro

La Inteligencia artificial y el Machine Learning son una realidad, y esto cambiará la demanda de empleos del futuro.


Leer más >>

Big Data: 3 ejemplos de proyectos innovadores

Tres proyectos innovadores nos demuestran que el Big Data puede ayudar a cambiar el mundo.


Leer más >>

Contacta con nosotros

Si tienes una pregunta, nosotros tenemos la respuesta, y si tienes una duda, te la resolveremos.

Contacta ahora